La búsqueda de seres vivos fuera de nuestro planeta con una sola definición de vida.

exo1

La explosión “cámbrica” de descubrimientos acerca de nuevos planetas más allá de los confines de nuestro sistema solar nos lleva, irremediablemente, a poner sobre la mesa, de nuevo, la eterna pregunta sobre si existe o no vida fuera de la Tierra.

No es culpa nuestra, no es sensacionalismo, estamos viendo que nuestra galaxia a la mínima oportunidad que tiene crea un sistema planetario alrededor de cualquier tipo de estrella, en cualquier tipo de condiciones y, por lo que estamos comprobando, con la mayor celeridad posible.

Le da igual que sea una pequeña y poco brillante enana roja, como si se trata de un sistema triple o un cúmulo estelar, el tiempo y la evolución se encargarán de ajustar órbitas, masas y tamaños… el hecho es que donde miremos, si sabemos mirar adecuadamente, es fácil que encontremos un mundo girando alrededor de un astro (incluso los hemos encontrado vagando solos por el cosmos).

Nuestra referencia sobre lo que significa el concepto de vida está totalmente influenciado por el único ejemplo que conocemos, el nuestro. Una vida que ha evolucionado en un planeta tipo terrestre, cubierto en su mayor parte por masas de agua salina, protegido por una atmósfera con una proporción de gases muy determinada, orbitando a una enana amarilla. La vida que conocemos está profundamente ligada a la química del planeta en la que ha surgido, como debe ser.

Miramos a nuestro alrededor y solo vemos distintos moldes sacados de un mismo patrón, la teoría de un ancestro común a toda la vida terrestre actual, LUCA, nos impide que encontremos ningún otro concepto de vida. Los blogs y páginas de ciencia de todo el mundo reventarían si encontrásemos un organismo en nuestro planeta con 8 o 9 nucleótidos diferentes, si un biólogo mostrase un animal que se basara en la química del silicio o a una bacteria con una pared celular basada en el hierro. No habría servidores en internet capaces de aguantar los ríos de caracteres que se iban a verter. Y lo sabéis.

El problema viene cuando lo que pretendemos es buscar vida fuera de nuestro planeta, ¿qué es lo que exactamente buscamos?. Solo tenemos una definición de vida centrada en una única experiencia, no sabemos nada acerca de como puede haber evolucionado la vida en un entorno totalmente diferente al nuestro, no sabemos las respuestas que puede haber dado la evolución a los millones de problemas que se le pueden haber puesto en su camino, no sabemos nada, no tenemos una definición de vida real.

Habitable_Zone

A la hora de seleccionar que exoplanetas pueden ser más favorables para poder ser candidatos a soportar organismos vivos, nos guiamos por el concepto de “zona habitable”, aquella región alrededor de una estrella donde el planeta puede, potencialmente, tener agua líquida en su superficie. También nos emocionamos si además encontramos un planeta con tamaño similar al terrestre dándose una vuelta por esa zona habitable, y pegaremos saltos de alegría cuando a ese planeta de tamaño parecido a la tierra que está a una distancia de su sol adecuada para la existencia de agua líquida en superficie le encontremos una pequeña luna o una atmósfera con trazas de sustancias orgánicas. Y nada más.

No sabemos lo que buscamos, ni hacia donde tenemos que mirar. Nuestra tecnología avanza más rápido que nuestras teorías acerca de lo que podemos encontrar fuera de la Tierra. Pronto tendremos al telescopio espacial James Webb enviando datos asombrosos sobre planetas extrasolares, otros telescopios terrestres se están construyendo con los mismos fines para la tercera década de nuestro siglo. Tenemos que tener muy claro que ni orbitamos alrededor de la estrella más común de nuestra galaxia, ni nuestro planeta es del tipo más frecuente. Ni siquiera nuestro sistema solar parece ser muy común por ahí fuera. Debemos tener claro lo únicos que somos y que con casi toda seguridad lo que encontremos fuera de nuestra atmósfera no tenga nada que ver a lo que estamos acostumbrados. La definición de vida tendrá que ser reescrita una y otra vez. Cada planeta con diferente química, diferente distancia a su sol, radiación recibida, grosor y presión atmosférica, tiempo de formación, impactos recibidos por otros cuerpos,… nos dará una nueva definición de lo que la vida es. Y estaremos encantados de haberla descifrado.

Si te ha gustado el post puedes ayudar a difundirlo votándolo aquí

Dos exoplanetas encontrados en… ¡un cúmulo estelar!

20130627-072058.jpg

Estamos encontrando exoplanetas en los lugares más insospechados de nuestra galaxia. Esto empieza a ser ya de escándalo.

Hoy salta la noticia que entre los datos que se van analizando del telescopio espacial Kepler, astrónomos han encontrado dos planetas orbitando diferentes estrellas dentro de un contexto tan violento como puede ser un antiguo cúmulo abierto situado a 3.300 años luz de la Tierra llamado NGC 6811, hasta ahora solo cuatro de los más de 850 exoplanetas localizados fuera de nuestro sistema solar provenían de cúmulos.

Los planetas han recibido el nombre de Kepler 66b y Kepler 67b, ambos son ligeramente menores en tamaño que nuestro Neptuno y su estrella madre es parecida a nuestro sol.

El equipo que ha descubierto ambos cuerpos aún no sabe si decantarse por un tipo de planeta rocoso, como el nuestro, o uno gaseoso, como Neptuno. No existen precedentes en nuestro sistema solar de un mundo tres veces el radio de la Tierra o, dicho de otro modo, el 75% del tamaño de Neptuno.

Algunos astrónomos piensan que debe ser bastante dificil para un planeta el sobrevivir en cúmulos estelares debido al turbulento medio que les rodea. Explosiones de supernovas y los movimientos de otras estrellas del cúmulo podrían desestabilizar las órbitas de estos mundos. Pero últimamente no hacemos más que romper folios y folios de teorías y las órbitas de estos nuevos planetas parecen totalmente estables.

Son los primeros descubiertos por el método de tránsito dentro de un cúmulo estelar, lo que nos permite medir su tamaño. Los intentos previos de encontrar exoplanetas mediante esta técnica en cúmulos habían fracasado, debido a lo complejo de la búsqueda. El hecho de creer que era raro hallar planetas en este tipo de formaciones quizás era debido a nuestra falta de precisión a la hora de buscarlos, y no a que no existieran.

Ambos planetas orbitan con una frecuencia de 15 y 17 días, respectivamente, alrededor de su estrella.

20130627-072617.jpg

Orbita de Kepler 66b con respecto a la de Mercurio

20130627-072713.jpg

Orbita de Kepler 67b con respecto a Mercurio (la zona habitable está en verde)

Empezamos a encontrar mundos allá donde miramos, al universo le gustan los planetas…

Fuente: space.com

Tres nuevas supertierras en la zona habitable de Gliese 667c

20130625-134909.jpg

La ESA acaba de mandar una nota de prensa que vuelve a convulsionar el campo de los mundos habitables fuera de nuestro sistema solar.

“Un equipo de astrónomos ha combinado nuevas observaciones de Gliese 667C con datos del instrumento HARPS, instalado en el telescopio de 3,6 metros de ESO, en Chile, para desvelar la existencia de un sistema con, al menos, seis planetas. Pero lo que rompe todos los récords es el hecho de que tres de esos planetas son supertierras situadas en la zona que rodea a la estrella dentro de la cual podría haber agua líquida, convirtiéndolas en posibles candidatas para la presencia de vida. Se trata del primer sistema encontrado con una zona habitable totalmente equipada” explica el comunicado de la agencia espacial europea.

La estrella madre es Gliese 667C alejada 22 años luz de nuestro sol, y con un tercio de su masa. Está dentro de un sistema triple en la constelación de Escorpio.

20130625-135106.jpg

Hasta ahora se sabía de la existencia de tres exoplanetas en ese sistema, uno de ellos dentro de la zona de habitabilidad. Pero los datos del HARPS elevan esa cifra hasta más de siete, orbitando alrededor de la tercera estrella más débil. Y ahora llega lo sorprendente, todos estos nuevos planetas abarcan por completo la zona de habitabilidad, es fascinante.

“Sabíamos, por estudios previos, que la estrella tenía tres planetas, y queríamos ver si podía tener alguno más”, afirma Tuomi. “Sumando algunas observaciones nuevas y revisando datos anteriores fuimos capaces de confirmar estos tres, con la confianza de encontrar alguno más. ¡Ha sido muy emocionante encontrar tres planetas de baja masa en la zona de habitabilidad de la estrella!”.

Tres de los exoplanetas son supertierras (con un tamaño mayor que nuestro planeta y menor que Urano), el hecho de que además estén en la zona de habitabilidad les confiere la posibilidad de que exista agua líquida en superficie. Se trata de la primera vez que tres planetas de este tipo se localizan orbitando esta zona al mismo tiempo.

“El número de planetas potencialmente habitables en nuestra galaxia es mucho mayor de lo que podríamos pensar si tenemos en cuenta que podemos encontrar varios de ellos en torno a cada estrella de baja masa — en lugar de buscar diez estrellas para encontrar un único planeta potencialmente habitable, ahora sabemos que podemos buscar tan solo una estrella y encontrar varios planetas”, añade el coautor Rory Barnes.

Esto no ha hecho más que empezar… Fascinante…

Fuente: ESO

Actualización: infografía de las nuevas supertierras de space.com

20130626-133907.jpg

- Vídeo con las características de cada exoplaneta

Como véis el tema de los exoplanetas apenas inquieta al autor de este blog… posibles atardeceres en cada uno de los planetas recién descubiertos… ya paro.

20130626-134558.jpg

- Fotografía del sistema Gliese 667…

20130626-134903.jpg

La Nasa diseña un submarino para Europa.

20130624-125726.jpg

Desde hace años la luna de Júpiter, Europa, está ejerciendo la misma fascinación que hace décadas creaba el planeta rojo para los científicos de nuestro planeta.

Su enorme, profundo y salado oceáno que recubre toda su superficie es la causa. Miles de teorías se han escrito acerca de lo que puede esconder semejante masa líquida, sabemos que a la vida le gusta mucho el agua, y si a ese agua se le une sustancias orgánicas disueltas las posibilidades de encontrar organismos aumenta.

Nuestra raza mira a ese mundo con la ansiedad de quien mira un tesoro oculto. Estamos retrasando un proyecto de exploración de algo que debería ser una prioridad.

La Nasa acaba de presentar un nuevo proyecto para explorar los oscuros océanos de Europa.

20130624-125819.jpg

Un submarino en miniatura podría dar una nueva visión de este increíble ecosistema. La Nasa lo ha bautizado Deeper Access, Depeer Understanding (DADU), sería de un tamaño peqeño, no mayor de dos latas de refresco, pero podría ser justo lo que necesitamos para explorar un océano debajo de una sólida capa de hielo.

La idea es una colaboración del laboratorio del JPL de la Nasa y de la universidad Uppsala en Suecia.

La misión cumpliría un requisito que, hoy en día es imprescindible para que sobreviva, un bajo costo. Además podría acceder al medio líquido a través de una pequeña perforación en la capa helada. Sería muy similar a lo necesario para los estudios realizados en el lago Vostok en la Antártida donde los lagos de agua líquida están cubiertos por kilómetros de hielo.

El submarino usaría ocho propulsores para maniobrar y estaría unido al módulo de descenso por un cable de fibra óptica. Podría tomar fotos en alta resolución, vídeo y usar un sonar. Además debería analizar el agua en busca de posibles microbios.

La misión no necesitaría muchos requerimientos tecnológicos más allá de los actuales, lo que si precisaría es de un mayor conocimiento del área a explorar. Estos datos provendrían de la misión JUICE que la agencia europea planea lanzar próximamente. Esta misión nos daría, entre otra información, el verdadero espesor de la capa helada que recubre la luna.

Está claro que los sobrevuelos a Europa son una maravillosa fuente de datos, pero esta vez tendremos que mojarnos para ver lo que esconde.

Fuente: america space

Con el presupuesto actual la NASA nunca irá a Marte

20130622-153359.jpg

Esta ha sido la respuesta tajante de Tomas Young (vicepresidente de Lockheed Martin), al ser preguntado acerca del tiempo que le costará a la agencia norteamericana poner un hombre en Marte. Su respuesta ha sido un claro y tajante “NUNCA“.

En una rueda de prensa Young y el director de la misión del Opportunity, Steven Squyres, han dejado clara su visión sobre el futuro de las misiones tripuladas. Y la conclusión es demoledora, muy lejos de lo que se está intentando vender a la opinión publica.

Según Squyres la NASA necesita un completo y claro objetivo a largo plazo, que no es otro que llevar humanos a Marte. Pero ese objetivo es inviable con los actuales presupuestos, incluso iniciándose con el dinero disponible sería una pérdida de tiempo y esfuerzos.

Para Tomas Young el principal problema reside en el vuelo tripulado. Hoy en día tenemos un programa de vuelos con humanos, pero no existe ninguna estrategía creíble de exploración espacial tripulada. Se puede hablar todo lo que queramos sobre ir a la Luna, a un asteroide, a Phobos o a Marte, pero no hay ningún plan que se ajuste a la realidad ni ningún presupuesto que lo respalde.

Lo que se ha oido y dicho en el resto de la reunión deja helados a cualquier amante de la exploración espacial.

Las declaraciones son de gente profundamente implicada en el programa espacial, son opiniones a tener muy en cuenta.

20130622-160735.jpg

La nueva hornada de astronautas recién presentada por la NASA no sabe aún si tendrá un lanzador propio para no depender de las Soyuz rusas. El SLS (el siguiente lanzador de la NASA) tiene previsto su primer vuelo de prueba en 2014, pero según Squyres, no hay nada planeado para después, nada presupuestado, preocupa profundamente la frecuencia de lanzamientos que pueda tener el lanzador que promete llevarnos al espacio profundo. Además el dinero con el que dispone actualmente la agencia no permite mantener a la vez a la ISS y al nuevo lanzador.

Podemos estar en un momento dulce con Curiosity y Opportunity mandando datos desde la superficie, con nuevos avances y sorprendentes descubrimientos en exoplanetología, con la Cassini mandando fotos de mundos que quizás puedan albergar vida, con una sonda a punto de explorar Plutón,… es igual. La realidad es que después de todo esto no hay nada, esquemas y bonitas presentaciones en power point todas las que queramos, misiones con presupuesto real que las respalden… ninguna.

Solo tenemos humo.

Fuente: Nasa Watch

Nuevo sistema estelar descubierto a 6.5 años-luz. El tercero más cercano.

20130621-072051.jpg

Hacía casi 100 años que no se encontraba un sistema estelar tan cercano a nosotros.

Es un sistema binario, formado por dos enanas marrones, situado a “solo” 6.5 años-luz de nuestro Sol.

Con los nuevos descubrimientos en el área de los exoplanetas sabemos que este tipo de estrellas son candidatos ideales para albergar un sistema planetario. No solo eso, son además el tipo de estrellas donde se busca también exoplanetas en zona idónea para la habitabilidad.

20130621-072200.jpg

El sistema binario está localizado un poco más lejos que la estrella Barnard, una enana roja descubierta en 1916 y que, hasta ahora, es considerada la segunda más cercana a nosotros después del sistema de alfa centauri del que nos separan 4.4 años luz.

El nuevo descubrimiento lo ha realizado la sonda WISE, que ha estado 13 meses escaneando el cielo en el espectro infrarrojo. Precisamente uno de los grandes objetivos de la misión era encontrar el vecino más cercano a nuestro sol. Y por ahora casi lo consigue.

a href=”http://milesdemillones.files.wordpress.com/2013/06/20130621-073406.jpg”>20130621-073406.jpg

El nombre oficial del sistema es WISE J104915.57-531906 y en su descubrimiento también ha participado el telescopio Gemini situado en Cerro Pachon. El espectro obtenido desde Chile ha determinado que es un sistema binario con muy bajas temperaturas y ha confirmado su naturaleza binaria.

Aún queda mucho por saber de nuestro nuevo vecino. El telescopio James Webb tendrá que decir mucho al respecto. Mientras tanto podemos afirmar que tenemos nuevo inquilino en nuestro barrio estelar.

Fuente: space.com

Curiosity manda una foto de 1.300 millones de pixeles

20130619-232128.jpg

Si das click en la imagen verás la composición formada por 900 imágenes diferentes mandadas por el rover Curiosity desde el crater Gale en Marte (aviso tarda en cargar).

Son 1.300 millones de píxeles de ambiente marciano. Toda una obra de arte.

La primera foto de 1.3 gigapixel de la superficie marciana proviene de la Mast cámara, ayudada con 21 imágenes de las Mastcam y 25 de la cámara de navegación.

Fuente: nasa

El mar Ligeia de la luna Titán

Ligeia-Mare-1920

Ligeia Mare (ampliar para ver con más nitidez)

Un mar de otro mundo, etano y metano líquido bañando sus costas, pequeños islotes en la parte sur, rodeados de entrantes y salientes del terreno. Pequeños y medianos ríos desembocan desde hace miles de años, provenientes de las partes altas del satélite. Pequeños punteados se observan entre su masa líquida, quizás olas mecidas por un viento que sopla con fuerza en las capas bajas de una más que densa atmósfera.

Todo esto concentrado en una de las mas hermosas imágenes que nos ha enviado la sonda Cassini. El Ligeia Mare es el segundo mar más grande de Titán, la mayor luna de Saturno, no está solo, pertenece a una vasta red de mares y lagos que adornan la región polar del hemisferio norte.

Es una imagen retocada con colores falsos, es una imagen de radar (las cámaras que cubren el espectro visual de la sonda no pueden atravesar la densa atmósfera), es del 2006,… pero es hermosa.

PIA06141

Estamos esperando las nuevas imágenes del sobrevuelo que la sonda realizó a finales de mayo de este año, y las que vendrán en el próximo programado para dentro de unos 20 días.

Y ahora viene el regalo. Dentro de este post con un título poco sugerente para las visitas y que seguramente solo habréis leído los más fieles al blog (gracias por volver una y otra vez, de verdad), un vídeo en alta definición generado a partir de 30.000 imágenes reales de una sonda que, en estos momentos, está contemplando las más bonitas vistas que existen en nuestro sistema solar. Son tres minutos creo, coged la pantalla más grande que tengáis a mano, subid el volumen y contemplad el viaje de una pequeña sonda entre el señor de los anillos. Gracias otra vez.

Trailer de “In Saturn rings”

El Hubble descubre evidencias de un planeta en formación

20130613-222627.jpg

La imagen borrosa que encabeza el post la acaba de tomar el Hubble y si la miramos con detenimiento podemos ver detalles que nos confirman la época tan especial que estamos viviendo en el campo de la exoplanetología.

Entre la nube que rodea la estrella vemos una brecha (gap). Ese espacio vacio entre el disco protoplanetario puede ser un planeta en pleno proceso de formación. Un planeta naciendo a 176 años-luz de la Tierra, un pequeño planeta de entre 6 a 28 masas terrestres… y encima lo estamos viendo.

De confirmarse el hallazgo no estaría en sintonía con las actuales teorías de formación planetaria. De los casi 900 planetas confirmados fuera de nuestro sistema solar, es el primero encontrado a una distancia equivalente al doble de la que separa Plutón de nuestro Sol.

20130613-224131.jpg

El presunto planeta orbita alrededor de TW Hydrae, una diminuta enana roja situada en la constelación de Hydra.

La brecha que sugiere su formación tiene unas 2000 millones de millas de ancho y se habría formado al dejar libre de polvo y gas la órbita por donde se está formando el planeta.

Su amplia órbita nos dice que se mueve lentamente alrededor de su estrella madre. Hasta ahora se pensaba que los planetas tardaban decenas de millones de años en formarse. Un planeta situado a 7.500 millones de millas de su estrella tardaría unas 200 veces más en formarse que Júpiter
(unos 10 millones de años).

TW Hydrae solo tiene 8 millones de años de antigüedad, y es aquí donde tenemos un problema. Esta estrella no debería tener planetas, no ha transcurrido el suficiente tiempo para que un pequeño protoplaneta acumule partículas de polvo y gas, y menos con una velocidad orbital muy baja.

Además TW Hydrae solo tiene un 55% menos de masa que nuestro Sol, lo que convierte a este sistema en único hasta la fecha. Es la estrella menos masiva, observada hasta la fecha, con un planeta orbitando tan lejos.

Esta foto es un reto para la teoría de formación de planetas.

Fuente: hubblesite

Espectacular imagen de un eclipse recreada a partir de dos sondas

Sun_Moon_Full_2k

Imagen de un eclipse de Sol vista desde el SDO (Solar Dynamics Observatory) con una imagen de la luna tomada por la LRO (Lunar Reconnaissance Orbiter) reemplazando la sombra lunar. Click para ampliar ( y mucho)

Quizás no hayas visto nunca la imagen que encabeza este post. Es la primera vez que dos sondas espaciales unen sus fuerzas para crear lo que estás viendo.

Científicos del Goddard Space Flight Center han usado a la SDO (Solar Dynamics Observatory) y a la LRO (Lunar Reconnaissance Orbiter) para crear una imagen única. Han necesitado emparejar con enorme precisión un modelo de la luna tomado por la LRO, con la perspectiva que tomó la SDO del tránsito lunar por delante de nuestra estrella el día 7 de Octubre de 2010.

Sun_Moon2-noLRO

Imagen original tomada por la sonda SDO en Octubre de 2010. Si ampliamos la imagen podemos ver el perfil de los montes lunares

Sun_Moon_CU_Blk_Labeled

Vista ampliada de la topografía lunar

Estas imágenes son uno de los privilegios de tener el sistema solar inundado por sondas. Imaginaros con un poco más de presupuesto lo que podríamos llegar a conseguir.

Fuente: Universe Today

Puedes ayudar a difundir este artículo votándolo aquí