Día histórico para la ciencia. LIGO detecta ondas gravitacionales. Einstein tenía razón…

Detección de las ondas gravitacionales vs modelo teorico

Este gráfico pasará a la historia. Un 11 de Febrero nuestros científicos nos contaron cómo y cuándo escucharon por primera vez las ondas gravitacionales predichas por Einstein hace ya 100 años. 

Hace 1.300 millones de años dos agujeros negros se fusionaron, el 14 de septiembre del pasado año el observatorio LIGO pudo captar el resultado de uno de los eventos más estremecedores que puede ocurrir en nuestro universo. La unión de los dos agujeros negros convirtió el equivalente de tres masas solares en energía en una sola fracción de segundo. Las ondas gravitacionales que se generaron deformaron el tejido espacio-tiempo en una magnitud lo suficientemente grande como para que los detectores de LIGO pudieran escribir una página en la historia de la física. 

Las repercusiones de este descubrimiento son enormes. Acaba de empezar una nueva era similar a cuando Galileo empezó a escudriñar el universo con el primer telescopio de la historia. A medida que se vayan perfeccionando los detectores comenzaremos a estudiar el cosmos de una manera que jamás habíamos soñado hace solo unos días. 

A lo largo de estos días iremos viendo más repercusiones de este gran descubrimiento. Aquí dejo dos detalles que dentro de poco serán habituales en cualquier libro de física. La primera es la imagen que los dos detectores LIGO captaron aquel 14 de septiembre. 

  

El segundo detalle estremece. Así se oye al espacio-tiempo retorcerse…

Emily Lakdawalla soundcloud
Nota: que le vayan dando mucho al último post… El que no quiera participar de todo esto ya sabe lo que tiene que hacer…

Fuentes: 

Einstein tenía razón… una vez más…

¿Somos la única forma de vida inteligente en todo el universo?

Hace años que me hago esa misma pregunta una y otra vez. 

Nuestro pequeño mundo es un oasis de vida dentro de nuestro sistema estelar. Recientemente hemos podido completar la exploración de los cinco planetas interiores que orbitan nuestro Sol. 

Las sondas orbitales nos han demostrado, muy a nuestro pesar, que la vida tal como la conocemos es imposible que prospere en sus superficies. A pesar de que nuestro pequeño sol rojizo emite mucho menos calor que otras estrellas que hemos estudiado de nuestro entorno, las órbitas están demasiado cercanas como para que surja ningún tipo de vida basado en el silicio. Además su excesiva cercanía provoca que siempre esté la misma parte del planeta orientada hacia el sol, evitando la presencia de estaciones y otros fenómenos climatológicos tan necesarios para la vida en nuestro planeta. 

Nuestro mundo transita a mucha más distancia que estos infernales planetas interiores, damos una vuelta a nuestra estrella cada 129 días y a lo largo de los 7.100 kilómetros que tiene de radio nuestro mundo la vida ha prosperado desde las formas más simples hasta las más complejas de una manera sorprendentemente rápida. Unos pocos millones de años bastaron para que los primeros entes vivos pudieran emerger de los lechos volcánicos y colonizar otras areas de nuestro planeta. 

Es por esta aparente facilidad con la que estas primeras formas de vida prosperaron por lo que teniamos esperanzas de encontrar vida tanto en alguno de los cinco planetas nombrados anteriormente como en algunas de las lunas de los mundos situados más allá de nuestra órbita… pero nada… 

Desde hace unas décadas conocemos de la presencia de planetas parecidos al nuestro orbitando otras estrellas a lo largo de nuestra galaxia. Nuestros avanzados telescopios situados fuera de la atmósfera han confirmado que puede haber millones de mundos de parecido radio que el nuestro orbitando a una distancia razonable como para que la vida haya tenido una oportunidad. 

Seguimos buscando señales de algún tipo de emisión en la frecuencia del helio y del silicio (aprobadas por consenso internacional como las que más probablemente usen otras formas de vida para comunicarse). Además intentamos obtener los registros espectrales de las atmósferas  de los mundos que consideramos más idóneos para albergar vida (algo que aún nos resulta muy complicado, quizás en unas décadas…). 

En los medios de comunicación últimamente han saltado teorías con las que no estoy muy de acuerdo. Hablan de que la vida surge a lo largo de todo el universo con relativa facilidad pero que pasados unos pocos millones de años desaparece sin dejar rastro alguno de su existencia, se autodestruyen cuando alcanzan cierto nivel de desarrollo, incluso sugieren que a nosotros nos va a pasar lo mismo. No es muy alentador…

En las últimas semanas se ha descubierto un pequeño mundo, de unos 6300 kilómetros de radio orbitando una estrella mucho más masiva y caliente que la nuestra a unos 500 millones de años luz de nosotros. Su órbita es de unos 360 días y está lo suficientemente alejado de su sol como para tener unas temperaturas aceptables en superficie, aunque pueden variar bastante según el tipo de atmósfera que tenga. Lo malo es el resultado de los análisis de espectroscopía… demasiado oxígeno y carbono, pocas trazas de silicio, un ambiente demasiado hostil como para albergar la vida tal como la conocemos. Además no parecen emitir ninguna señal en las frecuencias más razonables. Su sistema estelar no se parece en nada al nuestro, no sé, quizás nos dejamos llevar enseguida por la euforia, no parece una versión reducida de nuestro mundo, habrá que seguir buscando…

¿Cómo es posible que seamos la única civilización capaz de admirar tanta belleza a lo largo de todo el universo observable? ¿Dónde está todo el mundo? Creo que tardaremos tiempo en saber la respuesta, por ahora solo hay silencio…

– Escrito encontrado por la tripulación de la nave Osiris IV entre los escombros de un probable observatorio astronómico del mundo conocido como Kepler 186f, adjuntamos ficha del sistema estelar. 

 

imagen del planetary habitability laboratory (PHL)


Seguimos buscando… 

Nuevo vídeo del sobrevuelo de Plutón en 4K

Nuevo vídeo realizado a partir de las fotos obtenidas por la sonda New Horizons del sobrevuelo del día 14 de Julio sobre la superficie de Plutón

El vídeo está en alta definición pero simula una trayectoria diferente a la que realmente realizó la sonda. Vemos en primer plano la enorme planicie del Sputnik (el corazón de Plutón) para pasar rápidamente al lado oscuro del planeta enano, observando el eclipse de sol que produjo el propio planeta al interponerse entre la sonda y nuestra estrella, momento en el que pudimos ver una de las imágenes más hermosas de la exploración espacial… la azul atmósfera de Plutón sobre un mundo helado a 5.000 millones de kilómetros de nuestro planeta. 

Realmente hermoso… No me canso de verlo…

Fuente:  Canal YouTube newhorizongsimg

Una nube de hidrógeno en trayectoria de colisión con la Vía Láctea formará 2 millones de nuevos soles

 

100 millones de años de trayectoria de la Nube Smith (Nasa/Esa)

 
Una masiva nube de hidrógeno gaseoso se dirige hacia nuestra Vía Láctea a una velocidad de un millón de kilómetros por hora, como así afirma un nuevo artículo aparecido en la Astrophysical Journal Letters. 

La Nube Smith, como así se conoce, fue descubierta en la década de los 60 pero las nuevas observaciones del telescopio espacial Hubble han logrado filiar su composición y trayectoria. Su origen está localizado en la periferia de nuestra propia galaxia, de la que fue expulsada hace unos 70 millones de años. La fuerza gravitatoria ha propiciado que su trayectoria sea como la de un boomerang, por lo que se espera que en unos 30 millones de años colisione contra el disco estelar de la Vía Láctea. 

El Hubble usó su espectrógrafo para determinar la composición de la nube. Para ello usó tres objetos de cielo profundo (Nasa\Esa)

El espectrógrafo del Hubble ha determinado la cantidad de elementos pesados presentes en la nube, así como la cantidad de hidrógeno que la conforma. El azufre encontrado, en similar concentración que el presente en los brazos externos de nuestra galaxia, nos asegura que ha estado expuesta a material estelar de esa zona. La cantidad de hidrógeno hallado puede ser capaz de generar hasta dos millones de nuevas estrellas cuando colisione con el disco galáctico. 

Este gas reciclado parece ser un importante mecanismo de regeneración estelar dentro de las galaxias. Hay muchas más nubes parecidas en las afueras de nuestro vecindario galáctico, pero a diferencia de la “Smith Cloud” se desconoce su origen. 

En 30 millones de años habrá un gran espectáculo de fuegos artificiales para los que habiten en los extrarradios de nuestra galaxia…

– Fuentes:

Nueva animación a color sobrevolando Ceres

Una nueva animación nos muestra un fascinante sobrevuelo sobre el planeta enano Ceres a partir de las fotos tomadas por la sonda Dawn

El color que podemos observar en el nuevo montaje ayuda a identificar los distintos tipos de terreno que encontramos en la superficie de Ceres.

La animación hace hincapié en el emblemático cráter Occator, lugar donde están alojadas las famosas manchas brillantes y la enorme montaña de forma piramidal conocida como Ahuna Mons

Las imágenes están tomadas a 900 kilómetros de la superficie de Ceres. Disfrutad de las vistas…

Fuente: Nasa news

Reseña: Universe2Go un planetario de bolsillo. 

  
No soy de escribir muchas reseñas en el blog pero lo que si tengo es un serio problema de adicción con todo lo que huela a astronomía y tecnología, un problema digno de ser visto por un especialista. 

El caso es que Ana Feria, a través de Universe2go, me ofreció probar unas gafas de realidad aumentada destinadas a complementar una noche de exploración astronómica, sin ningún tipo de compromiso para realizar ninguna review ni compensación económica (esto también me lo tengo que hacer ver por el especialista), solo con el ánimo de conocer mi opinión. 

El producto recibe el nombre de Universe2Go y, básicamente, es un visor de realidad aumentada que permite colocar el smartphone en su parte superior. Una aplicación especialmente diseñada para el aparato hace el resto. 

La aplicación está disponible tanto para IOs como para Android, y es una gozada. Un planetario virtual se despliega ante nuestros ojos en cuestión de segundos. Estrellas, planetas, objetos de cielo profundo,… todo está al alcance de nuestra visión, tan solo hay que girar la cabeza y buscar una luz en el cielo. A los dos segundos de fijar la mirilla, con la que nos guiamos en la app, se despliega información sobre destino seleccionado. Nombre, distancia a la Tierra, visión ampliada si es un planeta o un objeto de cielo profundo, incluso una explicación en audio de lo que estás viendo. 

La óptica del aparato te deja ver el cielo directamente mientras la pantalla del móvil solapa las constelaciones en tu campo de visión. La respuesta a los movimientos es muy buena y se corresponde a la perfección al trozo de cielo al que estás mirando. 

La aplicación lleva distintos modos de uso que se pueden ir cambiando mientras estás mirando el firmamento. Hay un modo de descubrimiento, otro de Mitología, cielo profundo, visor 3D, modo de preguntas, modo buscador y modo experto

El modo de cielo profundo te deja hacer zoom sobre nebulosas y galaxias, permitiéndote ver una foto real del objeto en cuestión junto con una explicación. El modo búsqueda también es realmente bueno, metes el objeto a buscar y te va dirigiendo mediante flechas. 

El software lleva unos 120.000 objetos memorizados, además de planetas, la estación espacial (te avisa si aparece por tu campo de visión) y unas tres horas de audio. Tanto para los que empiezan en esto de la astronomía como para los que ya llevamos algo de tiempo mirando hacia arriba es una gozada. 

Desde aquí dar las gracias a Ana por dejarme probar el producto (al que ya tenía echado el ojo, por cierto) y decirle que la próxima review podría ser de algún celestron de 11 pulgadas, que no hay problema (eso sí no garantizo la devolución del producto si no es a través de medios policiales). 

Lo que sabemos del noveno planeta

infografía sobre el noveno planeta (space.com)

Desde que el miércoles día 20 se hizo pública la investigación  de Mike Brown y Konstantin Batygin los datos a favor y en contra de la verdadera existencia de un noveno planeta en nuestro Sistema Solar se han sucedido de una manera vertiginosa. 

Ambos astrónomos se han basado en las excéntricas órbitas de cinco objetos situados más allá de la órbita de Neptuno para inferir la existencia de un planeta con una masa diez veces la de nuestro planeta y una exagerada excéntrica órbita alrededor del sol, la cual tardaría en completar entre 10.000 y 20.000 años. 

Esta supertierra (nombre que reciben los planetas encontrados fuera de nuestro sistema solar con una masa comprendida entre 1 y 10 veces la terrestre) se acercaría, en su perihelio o punto más cercano a nuestra estrella, a unas 200 UA. Solo pensar en que Plutón se acerca al Sol a unas 30 UA da idea de las distancias de las que estamos hablando. 

Recreación artística del noveno planeta y nuestro débil y distante sol

La increíblemente extraña órbita del “Planeta nueve” también exigiría la existencia de objetos del cinturón de Kuiper perpendiculares al plano de su órbita, requisito que ya cumplen cinco cuerpos descubiertos recientemente. 

Pero todo lo que se ha hablado durante estos días son conjeturas teóricas, las únicas pruebas visibles son las órbitas ya descubiertas de los objetos transneptunianos (entre ellos la de Sedna, descubierta por el propio Brown y que expulsó a Plutón de su categoría planetaria). No existe ninguna observación del nuevo planeta y probablemente vamos a tardar mucho tiempo en tenerla (si es que existe). 

El instrumento WISE, que rastrea el firmamento en la longitud de onda correspondiente a los infrarrojos, descartó la existencia de ningún objeto del tamaño de Júpiter o Saturno más allá de la órbita de Plutón. Es verdad que su sensibilidad decrece bastante en objetos parecidos a Neptuno o Urano. 

La gran aportación de este nuevo estudio viene a la hora de acotar los lugares donde buscar el ansiado noveno planeta de nuestro Sistema Solar. Los expertos son pesimistas al respecto, de encontrarse en la parte de su órbita más cercana al sol quizás ya lo hubiésemos detectado. De encontrarse en la parte más excéntrica va a ser muy dificil obtener alguna prueba de su existencia, y su periodo orbital es de 10.000-20.000 años…

Lo cierto es que el hallazgo de una supertierra o un minineptuno acercaría a nuestro Sistema Solar al estandar del resto de sistemas solares que hemos ido descubriendo en los últimos años. La mayoría de ellos posee un planeta con estas características y que nuestro sistema no lo tenga llama poderosamente la atención. 

La confirmación de todo esto puede tardar mucho tiempo en llegar, muchísimo…

Fuentes:

Paseando por Viking Terra (Plutón)

  

 

Viking Terra Area, 490 kilómetros de cráteres y canales a una resolución de 620 metros por pixel. (click para dar un paseo)

Cada vez vamos recopilando más imágenes en alta resolución de la superficie de Plutón.La última en llegar es esta impresionante panorámica del area conocida como Viking Terra, los datos recogidos por la cámara LORRI y la MVIC el día de máximo acercamiento se han combinado para volver a disfrutar de una superficie única en nuestro Sistema Solar. 

Detalles de apenas 620 metros por pixel permiten que apreciemos detalles  increíbles, brillantes hielos de metano condensados en los bordes de los cráteres o tolinas de color rojo oscuro descansando en la parte más profunda de los mismos. 

Hay ciertas áreas donde el material rojizo es más grueso y la superficie más lisa, ahí es donde las tolinas podrían haber fluido por canales y cráteres. 

También se ha liberado un vídeo de la región de Krun con detalles en 3D, una de las regiones más escarpadas del planeta enano a una resolución sorprendente. 

Demasiada belleza como para permanecer callado…

Fuente: Nasa news

Uno de los instrumentos de la New Horizons grabó un vídeo del sobrevuelo de Plutón 

Llevamos semanas viendo las espectaculares imágenes que nos mandan las cámaras LORRI y MVIC del sobrevuelo que realizó la sonda New Horizons el pasado 14 de Julio. 

Pero uno de los instrumentos que llevaba a bordo la sonda hizo algo que, hasta la fecha, no sabíamos… grabó el primer vídeo realizado desde las fronteras de nuestro Sistema Solar. 

La grabación está realizada con ella cámara LEISA, un espectrómetro de infrarrojos destinado a analizar la composición de las superficies de Plutón y Caronte. 

Su misión la realizó con gran precisión pero además dejó una pequeña joya en forma de vídeo, la cámara solo tiene una resolución de 256×256 píxeles y unos dos frames por segundo, pero es un vídeo del sobrevuelo y es a color. 

El vídeo está acelerado unas 17 veces y las imágenes que LEISA captó en infrarrojo han sido trasladadas a colores dentro del espectro visual, el resultado se asemeja a ver el sobrevuelo a través de un vidrio de color. 

Este mismo instrumento es el que ha permitido descubrir el hielo compuesto por agua en la superficie de Plutón o los hielos de amoniaco en el crater Organa de Caronte. Los datos siguen llegando y aún queda mucho por analizar. 

Mientras tanto disfrutemos de una pequeña joya que nos brinda la exploración espacial y que vamos a tardar mucho tiempo en volver a obtener, un pequeño vídeo tomado a 5.000 millones de kilómetros…

Fuente: Pluto news

El telescopio ALMA podría haber encontrado una supertierra en las afueras de nuestro sistema solar

 

Recreacción artística de la posible Supertierra

 
Desde que apareció la noticia el mundo de la astronomía no para de realizar especulaciones. 

El telescopio ALMA (Atacama Large Millimeter/submillimeter Array) ha encontrado un objeto en dirección a la estrella más cercana de nuestro Sol, Alfa Centauri. 

El objeto parece estar situado en la frontera de nuestro sistema solar y, dependiendo de la distancia a la que se encuentre, podría ser una supertierra, un mundo con un tamaño algo superior a nuestro planeta. 

ALMA es capaz de realizar observaciones increíblemente precisas en el espectro de microondas, un tipo de radiación que emiten las nubes de gas  y polvo, ese mismo tipo de longitud de onda también es característico de objetos situados en las fronteras de nuestro sistema solar, objetos demasiado fríos como para poder ser observados en el infrarrojo o en otras longitudes de onda. 

  
En 2014 el telescopio encontró una débil señal en dirección a Alfa Centauri, las observaciones se volvieron a repetir en Mayo de este mismo año. Lo primero que se pensó fue en una enana roja perteneciente a ese sistema, pero una estrella de esas características hubiese sido detectada en el espectro infrarrojo hace tiempo. 

Ahora mismo solo se disponen de dos observaciones, por lo que su órbita es un misterio, aunque se pueden hacer estimaciones sobre su distancia a nuestro sol y su tamaño. Si no pertenece al sistema de Alfa Centauri debe ser un objeto mas cercano y más pequeño que una enana roja. Una posibilidad es la de un objeto transneptuniano situado a más de 100 UA del sol, mucho más lejos de Plutón y que Sedna que está situada a 86 UA. 

Otra posibilidad que se baraja es que esté a unas 300 UA de nosotros y que tenga el tamaño de 1.5 veces nuestro planeta, lo que lo convertiría en la primera “Supertierra” encontrada en nuestro sistema solar, una hipótesis que se baraja desde hace mucho tiempo y que explicaría algunas de las órbitas de mundos situados más allá de Plutón

Se necesitan más observaciones para estar seguros que tipo de objeto es, próximas observaciones de ALMA puede que aclaren que es lo que se ha encontrado, pero la posibilidad de que exista un mundo de tamaño algo mayor que nuestro planeta orbitando a esas distancias es realmente fascinante. 

 

Los dos objetos hallados por ALMA

 
ALMA también ha descubierto otro objeto esta misma semana Arxiv , en este caso podría ser un cuerpo situado entre 12-25 UA con un diámetro entre los 220 y 800 kilómetros, lo que podría ser un Centauro en órbita retrógrada, este instrumento promete y mucho, pero sobre estos descubrimientos aún hay mucho que investigar y que especificar. 

Fuente: Arxiv