Y el Cosmos ha hablado.

20140321-161210.jpg

Desde que abrí el blog una de las premisas fue intentar entender el complejo Universo que nos rodea.

Los descubrimientos se van sucediendo, uno tras otro, y de una manera que va acelerándose en los últimos tiempos. Exoplanetas, astrobiología, la exploración espacial… todo diferentes formas de mirar una misma cosa.

Desde hace pocos días muchas cosas tienen un poco más de sentido. Mi primera hija me ha mostrado de lo que es capaz el Universo y la evolución cuando se ponen de acuerdo, y el resultado es algo realmente bello.

Millones de átomos provenientes de explosiones de supernovas que sembraron el Cosmos de carbono, hidrógeno, oxígeno, nitrógeno,… toda una pléyade de elementos que han recorrido miles de millones de años luz para formar un ser humano único, irrepetible y maravilloso.

Espero que vea a nuestra especie colonizar gran parte del Sistema Solar, será testigo de la noticia de la primera prueba de vida fuera de nuestro planeta, deseo que sea parte de una civilización de la que se pueda sentir orgullosa (ya me encargaré de que sea parte de la solución y no del problema).

Nuestra raza necesita una generación que cambie muchas cosas, y tiene que ser la siguiente a la nuestra, no podemos permitirnos el lujo de perder más tiempo. Y la responsabilidad de que esa generación lo consiga es nuestra, la educación y los valores que les inculquemos son la base de nuestro futuro… a trabajar se ha dicho.

Pd: pido paciencia a los que seguis fieles al blog, ahora mismo es imposible seguir el ritmo de hasta ahora, pero la aventura de milesdemillones continúa, y con mucha más fuerza que antes…

El nuevo “Cosmos” se estrena en España esta noche a las 23.00 horas

20140309-204957.jpg

“El Cosmos es todo lo que es o lo que fue o lo que será alguna vez.” (Carl Sagan)

Estas serán las primeras palabras que oiremos en la voz de Neil deGrasse Tyson en los primeros segundos de la nueva versión de la mítica serie Cosmos que a muchos de nosotros nos marcó en los años 80.

Aquí en España podremos ver el primer episodio mañana a las 23.00 horas en la cadena National Geographic y en la propia Fox Tv.

Mucho ha cambiado el mundo desde que Carl Sagan aparecía en un acantilado al borde del mar pronunciando las palabras que abren el post.

20140309-232613.jpg

Esos 13 capítulos despertaron la curiosidad de muchos a lo largo de toda superficie del planeta. Muchos se quedaron en la primera hora de la serie, otros siguieron con curiosidad el desarrollo de las siguientes entregas, de esos unos cuantos buscaron libros de aquel personaje con jersey de cuello alto que hablaba de mundos y estrellas situadas a distancias inimaginables… y unos cuantos de todos los que vieron aquel acantilado decidimos hacer de la ciencia una forma de vida.

El mundo de la segunda década del siglo XXI es bastante diferente al que vió nacer la serie de Sagan…

La crisis económica global es usada como justificación para reducir los presupuestos dedicados a la ciencia y a la investigación en medio mundo. Las pseudociencias son aceptadas por un mayor número de personas a la vez que aumentan el número de aquellos que sacan partido económico del negocio del engaño.

Homeópatas sanando con agua, astrólogos visionando nuestro futuro, curanderos realizando rituales, alimentos que regeneran nuestro adn, cosméticos fuente de la eterna juventud… y científicos cerrando sus laboratorios donde quizás aguardaba algún descubrimiento clave para nuestra especie.

En los 80 nos encontrábamos en la “orilla del océano cósmico”, el Sistema Solar empezaba a ser explorado por nuestras sondas robóticas, el ser humano miraba hacia esos mundos con la intención de explorarlos. Hoy en día la agencia espacial más importante del planeta sufre los recortes más sangrantes de su historia y ni siquiera es capaz de colocar a un ser humano fuera de la atmósfera.

Necesitamos, más que nunca, una nueva generación que se ilusione por la ciencia. Necesitamos que nuestros hijos retomen un camino que parece que hemos olvidado. Quizás su “Cosmos” sea la chispa que encienda la llama, quizás lo sea otra cosa totalmente diferente…

No permitamos que la nueva generación crezca creyendo que el agua tiene capacidad de recordar las propiedades de las sustancias con las que alguna vez estuvo en contacto, no dejemos que piensen que la fuerza gravitatoria de los astros presentes el día de su nacimiento marcarán su personalidad y su destino, no consintamos que no duden de todas y cada una de las cosas que les son impuestas… en los libros hay un tratamiento eficaz contra muchas de estas cosas.

Quizás dentro de 20 años, alguno de estos niños que ahora vean algún capítulo de cualquiera de las dos series escriba un post parecido a este desde la superficie marciana contando lo mucho que le influyó saber que sus átomos fueron creados en el interior de una estrella hace miles de millones de años, quizás no haya nadie en la superficie del planeta rojo en esas fechas y todo esto sea una utopía… Yo por si acaso voy a guardar una copia de lo que se estrena en pocas horas para cierta personita, quizás quiera echarle un ojo…

Actualización: En USA ya se ha estrenado, si lo buscáis en youtube está el episodio en inglés, yo prefiero reservarme para esta noche y verlo con tranquilidad. Según los que ya lo han visto es espectacular…

Anotaciones, borradores y escritos de Carl Sagan

20140204-151613.jpg

Toda una colección de documentos, anotaciones, vídeos y demás documentos propiedad de Carl Sagan han sido puestos online por la Biblioteca del Congreso de los Estados Unidos en este enlace.

Buceando entre ellos se pueden encontrar verdaderas maravillas como la anotación de su puño y letra que abre el post. Un esquema de como podría ser la estructura de Titán, una luna por la que sentía verdadera devoción y de la que escribió multitud de veces. En el esquema podemos ver descritos los océanos de metano, capas de “tolines” un término acuñado por Sagan en 1979 para describir moléculas orgánicas primitivas (si en 1979), diversos estratos de amoniaco y otras sustancias hasta llegar al núcleo rocoso. Todo esto mucho antes que la sonda Cassini hubiera sido lanzada.

20140204-154812.jpg

Tenemos borradores y guiones (con rectificaciones de su propio puño y letra) de un escrito que los lectores de este blog “apenas” conocerán, “a pale blue dot” o lo que es lo mismo “un punto azul pálido”. Uno de los legados más bonitos y enriquecedores que nos ha dejado. Reflexiones a partir de una imagen tomada por la sonda Voyager 2 de nuestro planeta cuando se encontraba a millones de kilómetros de nosotros. Un texto que deberían enseñar en las escuelas, algo que deberíamos enseñar a nuestros hijos.

Por cierto, dije que cada vez que lo nombrara lo insertaba… (en versión original con subtítulos en castellano, la narración de Sagan es magistral)

Y seguimos con más tesoros…

20140204-160853.jpg

Un manuscrito para la secuencia inicial del capítulo 5 de la serie Cosmos titulado “Blues para un Planeta Rojo”, donde se narran gran parte de las teorías que en su día personajes como Percival Lowell o H.G. Wells tuvieron acerca del planeta que más ha despertado la imaginación de la raza humana.

20140204-162341.jpg

Un borrador del artículo “Contacto directo entre civilizaciones galácticas a través de vuelos interestelares“. Una publicación donde Sagan usó la ecuación de Frank Drake para sugerir que un 0.001% de las estrellas totales del Universo tendrían un planeta que albergaba una civilización tecnológica y que la más cercana se situaba a varios años luz de nosotros. El artículo fue publicado en 1962, creo que si Sagan hubiera tenido acceso a la base de datos generada por el telescopio espacial Kepler los resultados obtenidos serían totalmente diferentes.

20140204-164547.jpg

El borrador completo del libro “El mundo y sus demonios” publicado en 1995, un pdf con 490 páginas.

20140204-173237.jpg

El segundo borrador del libro “Un punto azul pálido” cuyo pdf podemos ojear desde aquí.

Más de 300 documentos, grabaciones de vídeo y audio, notas a pie de página, borradores enteros de libros,… un registro de toda una vida, un lugar para perderse…

Nuevo trailer de la serie Cosmos

La cadena FOX acaba de lanzar un nuevo trailer de la nueva edición de la mítica serie Cosmos de Carl Sagan.

El 9 de Marzo es el estreno, esta vez el presentador será Neil deGrasse Tyson.

Ya queda menos…

En respuesta al artículo “¿Podemos parar de hablar de Carl Sagan de una vez?”

1-Carl Sagan (a la sombra de la sabina)

Con fecha de hoy día 13 de Noviembre ha salido un post en el blog de Erin Podolak con el título “Can We Stop Talking About Carl Sagan?” que traducido viene a decirnos algo parecido a que si podemos parar de hablar de Carl Sagan de una vez.

En el título del post está el enlace al artículo para que podáis leerlo y opinar vosotros mismos (está en inglés, un tío que se llama Erin no suele escribir en castellano).

El post se centra en que para él la imagen de Carl Sagan no significa nada para la divulgación científica. Para argumentarlo se basa en que un divulgador de hace 30 años, blanco (no sé porqué insiste tanto en eso), y con unos pocos libros y unas serie de unos pocos capítulos no puede ser considerado uno de los mejores divulgadores científicos de la historia. Según sigue relatando los conceptos que pretendía inculcar se basan en el espacio, la naturaleza y pretender divulgar las maravillas de lo que nos rodea (según quiero entender basándose en el sensacionalismo para llegar a más gente).

El artículo sigue argumentando que Sagan pertenecía a una elite de científicos (otra vez dice que blancos) cuyo legado ha quedado anticuado para las generaciones actuales, según Erin no podemos seguir anclados en el pasado y en nuestros “antiguos héroes de la infancia”, necesitamos algo más para seguir adelante.

“The science isn’t going to stop being interesting, it isn’t going to stop being relevant – but if we can’t push our professional conversations and aspirations past Sagan, we will stop being relevant.” así termina el escrito “la ciencia no va a parar de ser interesante, no va a cesar de ser relevante, pero si no podemos sobrepasar a Sagan en nuestras conversaciones profesionales y aspiraciones, dejaremos de ser relevantes”.

El artículo está enlazado al principio del post….

Estoy saliente de guardia, una guardia larga y dura, mis niveles hormonales y emocionales me dicen que no conteste ahora al artículo, puede ser que luego me arrepienta, seguro. Es un blog mucho más relevante que un humilde milesdemillones, por eso duele más oír y leer toda esta retahíla de sandeces.

La respuesta al título del post es simple, ¿que si podemos dejar de hablar de Carl Sagan?… NO.

Estoy de acuerdo en que la ciencia avanza, los tiempos cambian, los mensajes se actualizan y, en verdad 30 años son muchos para el mundo de la ciencia y la divulgación. No es bueno tener ídolos sagrados, tanto por el lado religioso como  por el científico, va en contra del método científico, no hay verdades absolutas ni personajes intocables. Todo es modificable y revisable si podemos demostrarlo, los fanatismos de cualquier lado siempre llevan al mismo sitio.

Pero no puedo dejar de escribir unas líneas en contra del anterior manifiesto, yo tenía unos 8 años cuando empecé a ver a aquel hombre con chaqueta de pana y cuellos de jersey altos. No sabía nada más allá de lo que me inculcaban en el colegio y ese hombre me enseñó a pensar. Capítulo tras capítulo me di cuenta que la materia de la que estamos hechos proviene del universo, de gigantes explosiones de supernovas ocurridas hace miles de millones de años. Me di cuenta de lo maravillosa y extraña que es una pequeña roca que gira alrededor de una estrella mediana en el borde del brazo de una galaxia espiral dentro de un cúmulo galáctico sin ninguna característica especial que la distinga de las millones de galaxias restantes.

Aprendí a dudar de todos los dogmas científicos anteriores, por muy establecidos que estuvieran, quería demostraciones no me valía la sentencia “porque siempre ha sido así”. Una mentalidad crítica y escéptica que luego me ha servido, y mucho en mi campo profesional y personal.

Aprendí a alejarme de las pseudociencias y de los vendedores de humo que las defienden (en el caso concreto de mi campo profesional no quiero decir lo que piensan algunos defensores de la homeopatía sobre mí).

Visité dunas y arenas de Marte, lagos y océanos de Titán (fue el primero en teorizar sobre su existencia cuando aún no habían sido descubiertos), el infierno de Venus y las primeras hipótesis sobre el efecto invernadero que podían haber causado ese desolador panorama (con sus respectivas consecuencias para nuestro planeta, algo que estamos viendo todos los días). Comprendí que la sinrazón del hombre puede (por primera vez desde que apareció en alguna sabana africana) acabar con nuestra especie sin que el resto del Cosmos tenga porque inmutarse…

Y cientos de cosas que no acuden ahora a mi limitada memoria.

No podemos tener ídolos intocables, debemos de rebatir hasta el último argumento, quizás dentro de cien años nuestra física, cosmología o medicina esté tan anticuada como lo es para nosotros la del siglo XIX (quizás no, seguro). Pero yo no puedo negar que la figura de Carl Sagan no supone nada para mí, no puedo hacerlo mirando en estos mismos momentos todos sus libros y vídeos que descansan en una estantería, son parte de mi pasado, y no me arrepiento de que lo sean.

Nueva edición de “The Sagan Series”, nuevo montaje de “Un punto azul pálido”

Esta misma tarde ha empezado la difusión por internet de una nueva edición de “The Sagan Series”. Y no podría haber empezado mejor que con un nuevo “remake” del ya famoso y muy nombrado vídeo “Un punto azul pálido” de Carl Sagan.

Está en inglés (por ahora sin subtitulos), hay decenas de vídeos anteriores subtitulados al español por lo que la narración no es muy dificil de comprender.

Lo puse en el primer post del blog. Lo he puesto en varias ocasiones. Y lo seguiré colgando cada vez que pueda. Son 3 minutos y 46 segundos que nos pertenecen. Es uno de los legados que nuestra especie deja al resto del Universo. Es patrimonio de la humanidad.

Si tenéis hijos, explicarles que es lo que un astrónomo y divulgador del siglo XX quiso decir. Explicarles que un día un emisario de la Tierra giró sus ojos para buscarnos entre una densa oscuridad… y que nos encontró, apenas un pequeño pixel “en medio del vasto océano cósmico”.

Quizás estén saturados de palabras como crisis, odio, frustración o ira. Todos lo estamos a estas alturas del siglo XXI. Pero quizás después de este vídeo, venga un libro, o un blog o lo que sea. Quizás sean pequeños fragmentos de “Cosmos” o unas líneas de Dawkins, o una frase cortada de Asimov… lo que sea…

Nuestra especie necesita gente capaz de marcar la diferencia, y la necesita ahora. En nuestra generación no parece que abunden mucho, al menos permitamos que en las sucesivas esto no vuelva a pasar.

Presentación del nuevo “Cosmos”

Lo que acaban de ver es el trailer de la secuela del afamado “Cosmos” de Carl Sagan. La nueva serie ha recibido el nombre de Cosmos: A Spacetime Odyssey y será presentada por Neil deGrasse Tyson, los datos que ha facilitado la cadena FOX es que se estrenará en el primer trimestre del 2014, y lo hará simultáneamente en 170 países y 48 idiomas.

En la producción de la serie está parte del equipo que participó en el proyecto de hace 31 años como son Ann Druyan (viuda de Carl Sagan) y Steven Soter. Solo ver el trailer de presentación se intuyen muchas referencias a la antigua serie como el diente de león, el calendario cósmico, la imaginaria nave que recorre el universo o referencias a la inquisición medieval.

La noticia corre como la pólvora por blogs y redes sociales, lo sé, no es un post que vaya a aportar ningún dato nuevo, lo sé… Pero tenía que escribir unas míseras palabras sobre el anuncio.

No sabemos si tendrá la misma aceptación y la misma influencia en el pensamiento de varias generaciones como su predecesora. Lo tiene difícil. También es verdad que en este blog somos muy poco fiables para juzgarlo (no he hecho la cuenta pero de los 230 post en casi la mitad seguro que sale alguna referencia a Sagan). Pero también es verdad que es una nueva oportunidad para las nuevas generaciones de sentir curiosidad por el vasto océano cósmico que nos rodea (ya estamos, si). El desarrollar un pensamiento crítico contra cualquier idea, el tener una base para defenderse del oscurantismo y las falsas ciencias, una base científica con la que crecer e investigar el mundo.

La evolución de la vida en la Tierra, las inmensas planicies marcianas, una ligera lluvia de metano en Titán, las heladas placas de Europa, un niño preguntándose por primera vez que son los pequeños puntos brillantes que parpadean en el cielo, el desarrollo de las primeras comunidades científicas, la destrucción del conocimiento en épocas donde solo imperaba el fanatismo religioso,… son solo algunos de los ejemplos de lo que podemos esperar de este nuevo viaje.

Son proyectos como este los que nos hacen pensar que, quizás, todo no está perdido. La educación de nuestros hijos es la única esperanza que tenemos. Puede que de aquí a 50 años nuevos líderes políticos y científicos califiquen este principio de siglo como una pequeña gripe que había que pasar para seguir nuestro camino como especie, puede que vieran cualquiera de los dos Cosmos en su niñez, puede que se animaran a leer un libro relacionado con lo que habían visto, incluso puede que leyeran alguna entrada de cualquiera de los blogs de la columna de la derecha,… todo influye para prender una pequeña chispa.

Aquí dejo los cinco primeros minutos de lo que cambió mi humilde mente hace ya muchos años. Por mi parte que no quede.

Buscando los orígenes del sistema solar en dos granos de arena

Imagen compuesta de los remanentes de la supernova Cassiopea-A donde fueron identificados materiales como los silicatos.

Imagen compuesta de los remanentes de la supernova Cassiopea-A donde fueron identificados materiales como los silicatos.

Ayer hablábamos de la importancia de las supernovas en la formación de nuestro sistema solar y en la aparición de la vida tal como la conocemos.

Lo de ayer son teorías demostradas con modelos de formación de discos protoplanetarios alrededor de estrellas, modelos y observaciones sobre las supernovas que ya conocemos, mediciones de elementos orgánicos dentro de las nebulosas que dejan las explosiones de las supernovas…

Lo de hoy se puede tocar con las manos.

Es bonito divagar, teorizar, soñar con la idea de moléculas formadas en el interior de estrellas a miles de millones de años-luz, lanzadas al espacio interestelar a través de enormes explosiones del astro que los contiene. Pero todo esto deja de tener un caracter meramente especulativo o teórico cuando dos de esos granos de polvo están formados por un compuesto llamado sílice (silicio y oxígeno) y un equipo de investigadores los encuentra escondidos en lo más profundo de un antiguo meteorito descubierto en la Antártida. Todo se torna más real cuando ese sílice quizás se haya formado en el interior de una estrella diferente al sol, quizás proveniente de los restos de una supernova que ayudó a formar lo que hoy vemos a nuestro alrededor.

Eso es lo que han anunciado hoy investigadores de la Universidad de San Luis en Washington. El descubrimiento de dos microscópicos granos de sílice en un meteorito muy antiguo recogido en 2009.

Condrita hallada en la Antártida

Condrita hallada en la Antártida

Los silicatos son uno de los principales componentes de los minerales terrestres hoy en día. Pero el descubrimiento sorprende al descubrirse dentro de un meteorito. Los silicatos no son uno de los minerales que estuvieron presentes en la formación del disco protoplanetario alrededor de nuestro sol.

De hecho se piensa que estos dos minúsculos granos tendrían su origen en una supernova que “sembró” con sus materiales un muy primitivo sistema solar, ayudando a la formación de los planetas.

Los científicos pueden asegurar que estos granos provienen de antiguas estrellas debido a sus inusuales y elevadas trazas isotópicas. Diferentes estrellas producen diferentes proporciones de isótopos.

El material que forma nuestro sistema solar se mezcló y homogeneizó mucho antes de que se formaran los planetas. Podemos decir que el sol y los mundos que lo rodean tienen la misma composición isotópica.

Los meteoritos que caen a nuestro planeta, la mayor parte provenientes de asteroides, también tienen la misma composición isotópica de nuestro sistema solar, pero, a veces y sólo a veces, atrapados en el interior de los más antiguos hallamos muestras de otras estrellas, y eso es maravilloso.

El profesor en física Christine Floss descubrió las muestras de sílice en un meteorito recogido de la Antártida. Este sílice era rico en oxígeno-18 un isótopo pesado de la molécula de oxígeno, esto significaba que su origen provenía del núcleo colapsado de una supernova.

Estas nuevas investigaciones nos confirman lo que ya sabíamos sobre la evolución del cosmos. La diferencia reside en que ahora lo podemos tocar con nuestras manos. Podemos tocar estrellas distantes que ayudaron a formar los elementos complejos de los que estamos hechos.

Y todo esto a partir de dos simples granos de arena.

Fuente: universe today

Si te ha gustado la entrada puedes ayudar a su difusión votándola aquí: http://www.meneame.net/story/buscando-origenes-sistema-solar-dos-granos-arena Muchas gracias.