La reelección de Obama permite a la Nasa seguir con su exigua hoja de ruta

La victoria hace unas horas de Obama en las elecciones presidenciales de EEUU permite a la NASA seguir, al menos 4 años más, con los programas ya aprobados en la anterior legislatura.

Nos quedaremos con las ganas de saber que hubiera hecho Romney con los presupuestos de la agencia espacial, si hubiera sido a peor (algo difícil pero posible) o a mejor (también poco probable). Sigue leyendo

Nos quedamos en Tierra

El gobierno de Estados Unidos con fecha de 14 de febrero de 2012 ha decidido que el ser humano,por ahora, se va a centrar más en campañas militares contra sí mismo que en la exploración espacial. Sigue leyendo

Obama se carga la NASA(gran parte de ella)

Hace un par de horas empezaba a circular por twitter (vía @milhaud todo sea dicho) un enlace a “The Washintong Times” un artículo de Robert Zubrin demoledor. El enlace es el siguiente: Obama readies to blast nasa

El título lo dice todo “Obama preparado para hacer saltar la Nasa”.

Esto es algo que todos veíamos venir, pero no de forma tan radical. Dentro de los futuros prespuestos del gobierno americano no se contempla ninguna misión más allá del 2013, según el artículo se lanzará el Curiosity hacia Marte (ya empaquetado y listo para partir todo sea dicho) y poco más…

El telescopio James Webb desaparece de toda partida presupuestaria, aún cuando ya se llevan muchos millones de dólares invertidos en él y era el proyecto estrella de la agencia espacial.

El telescopio Kepler, ya en funcionamiento con éxito rotundo en el descubrimiento de planetas extrasolares , sería desconectado a mitad de su vida útil…. y del resto de misiones ya programadas ni rastro.

De ser cierto todo esto, un apagón científico y tecnológico se avecina sobre nuestras cabezas. Nos quedamos sin avanzar en el conocimiento de nuestro propio sistema solar, nada de misiones tripuladas a Marte ni a la Luna, nada de nuevos descubrimientos de sistemas planetarios parecidos al nuestro en estrellas cercanas , nada de encontrar indicios de vida actual o pasada en las llanuras marcianas, en el océano de Europa o en la atmósfera de Titán.

Adios a las nuevas tecnologías que se hubieran desarrollado para permitir poner un hombre otra vez en otro planeta que no fuera el nuestro. Adios a las ilusiones puestas de ver a nuestra raza prosperar fuera de su lugar de origen (por lo menos a 20-40 años vista).

Sin embargo nada dice el informe de bajar las partidas presupuestarias de campañas militares en busca de petróleo en Afganistan, Libia, Irak,…

En fin, parece que tanto en lo económico como en lo tecnológico se avecina otra Edad Media, esperemos que esta vez no dure tanto tiempo como la última….

Desilusión es poco.

Inquisición