Oumuamua es un asteroide interestelar, rojo, oscuro y alargado… (debieron llamarlo Rama)

Acaba de publicarse una nota de prensa de la ESO que nos ha dejado un poco “perplejos”.

Desde que se descubrió la presencia del primer asteroide cuya procedencia se situaba fuera de nuestro sistema solar, varios telescopios han dirigido sus miradas hacia el recién nombrado asteroide “Oumuamua“. Esta tarde hemos sabido de los primeros datos adquiridos por el telescopio VLT de la ESO, y esos datos nos revelan un objeto que no hemos visto nunca antes en nuestra vecindad…

Por lo que sabemos es un objeto que varía muchísimo en su brillo a medida que gira sobre su eje cada 7,3 horas, esto quiere decir que es un objeto muy alargado, extremadamente alargado. También sabemos que es de un color rojizo oscuro, y que alrededor suyo no existe nube de polvo alguna lo que nos indica que el material que lo compone no se ha volatilizado durante su máxima aproximación a nuestro Sol, podría ser metálico.

Nos está visitando un cuerpo de unos 400 metros de largo, muy denso, casi sin hielo ni agua en su interior y a una velocidad de escape de 95.000 kilómetros/hora hacia el exterior de nuestro sistema solar.

En poco tiempo estará fuera del alcance de nuestros más potentes telescopios, es por eso que la actividad ahora mismo es frenética, cuántos más datos podamos recoger mejor ya que no estamos aún preparados para mandar una sonda para estudiar uno de los objetivos más interesantes que ha cruzado nuestro barrio en mucho tiempo (ni estamos preparados ni tampoco tenemos la voluntad de estarlo).

Trayectoria de escape del asteroide Oumuamua

No podemos evitar dejar volar la imaginación, muchos leímos hace bastantes años la novela de Arthur C. Clarke. “Cita con Rama” nos describía la aparición de un objeto de procedencia interestelar al que primero se clasificó como cometa y luego resultó ser una sonda artificial. A muchos nos encantaría ver de cerca ese objeto, una pequeña sonda fotografiando y cartografiando el primer cuerpo con origen fuera de nuestro sistema,… lamentablemente se aleja a una velocidad extremadamente alta, con una órbita extremadamente excéntrica,… pronto será un pequeño punto demasiado débil incluso para ser monitorizado por nuestros más potentes telescopios.

Quizás el próximo objeto interestelar que nos visite si que pueda ser visitado, será un buen indicador de la salud de nuestra civilización, ahora mismo sólo podemos soñar,…

Deberíamos haberlo llamado Rama…

Pd: los sueños, sueños son… así es cómo se supone que debería ser un objeto del cinturón de Kuiper, o también uno interestelar,…

Fuente: Eso News

Anuncios

83 años del nacimiento de Carl Sagan

Felicidades maestro…

Cada 9 de Noviembre guardo unos minutos para aislarme de todo, colocarme unos auriculares y simplemente perderme en una pequeña lista de vídeos que guardo como uno de los tesoros más preciados que poseo.

Confieso, que hace unos años, podía estar hora tras hora disfrutando de cada detalle, de cada palabra,… confieso, que ahora, a los pocos minutos tengo que parar, quitarme los cascos y mirar al frente… sin pensar mucho, solo mirar al frente…

El último episodio de la serie Cosmos se titulaba “¿Quién habla en nombre de la Tierra?”, se visionó por primera vez en 1980, hace 37 años… eran los comienzos de una década en la que todavía se podía soñar, la bifurcación de la que habla Sagan era eso, una bifurcación,… quedan apenas dos años y dos meses para que llegue el 2020… ¿qué quién habla en nombre de la Tierra?… Nadie

Fanatismos, nacionalismos, radicalización, soberbia, egoismo, capitalismo salvaje,… estos son los nombres y apellidos de nuestro tan ansiado y esperado siglo XXI. No me estoy inventando nada, solo hay que escuchar un rato las noticias o echar un vistazo a las redes sociales. Ya no hay bifurcación,… hemos elegido claramente un camino,… ya no miramos a las estrellas, ya no soñamos, ya no exploramos, ya no pensamos en las generaciones que nos sucederán, ya ni siquiera nos molestamos en fingir,… la decisión está tomada.

Sólo unos pocos aún intentan cambiar el rumbo, pero son un número reducido, demasiado reducido. El odio y la irracionalidad se ha elevado exponencialmente hasta niveles que no veíamos desde los años que precedieron a la segunda guerra mundial. La política y la diplomacia han desaparecido convirtiéndose en un instrumento de los grandes poderes económicos, la ciencia ha sucumbido tras continuos ataques disfrazados bajo la excusa de una austeridad secundaria a una crisis económica inventada, a la razón ni está ni se le espera, las pseudociencias viven su edad de oro y la libertad de expresión empieza a ser una conjunto de palabras vacío de contenido,…

Y mientras vivimos mirando a una pantalla de reducidas dimensiones retroiluminada…

Estimado Sagan, hemos comenzado a caminar con decisión y paso firme hacia el colapso. ¿Cincuenta?, ¿setenta?, ¿cien años?,… nadie lo sabe, y quizás el problema resida en que a nadie tampoco le interese.

Nadie habla en nombre de nuestro planeta, nadie habla en mi nombre, nadie habla en el nombre de muchos que miramos con horror cada nueva noticia, cada nueva decisión acerca de nuestro futuro más inmediato,…

Es más fácil creer en que podemos decir lo que pensamos, en que nos gobiernan los más preparados, pensar que no hemos superado las 400 ppm de CO2, ni que se han desprendido 5.800 kilómetros cuadrados de iceberg de la Antártida hace dos meses…

No sé cómo vamos a justificar todo esto, quizás no podamos.

…Y hay océanos subterráneos en Encélado que quizás lleven ahí millones de años, y cinturones de asteroides alrededor de la estrella más cercana al sol (indicativo de un sistema planetario mucho más complejo del que conocemos) y un asteroide que nos visita desde un cúmulo globular alejado a más de 100 años luz,…

De todas formas, como todos los años, ahí va “Un punto azul pálido”, por si sirve de algo…