Un día para la historia. El vuelo inaugural del Falcon Heavy fue un éxito

El día de ayer nos ha llenado la retina de imágenes que difícilmente vamos a olvidar. El 6 de Febrero de 2018 pasará a los libros de historia como el día en el que cambió el rumbo de la exploración espacial.

Eran las 20:45 horas UTC cuando desde el puerto espacial terrestre por excelencia, la rampa 39A del Centro Espacial Kennedy, se elevaba el cohete con mayor potencia en activo. Los 27 motores Merlin del Falcon Heavy se encendían al unísono de manera majestuosa. Ningún fallo, ningún error,… así empezaba una de las tardes más gloriosas de la exploración espacial en nuestro planeta.

Nadie estaba preparado para lo que iba a pasar en tan sólo 10 minutos. Al majestuoso vuelo del cohete de SpaceX pronto se le fueron sumando eventos que ya son verdaderos iconos de nuestra historia reciente.

(Video autoría de Tom Cross)

El aterrizaje simultáneo de las dos etapas laterales en las plataformas de Cabo Cañaveral es de una belleza inmensa, un logro tecnológico impensable solo hace unos años y que abarata exponencialmente el acceso al espacio.

La etapa central no pudo ser recuperada, impactó a 100 metros de la barcaza “Of Course I Still Love You” a unos 480 km/h, se quedó sin carburante segundos antes del aterrizaje y no pudo frenar su acelerada caida.

Y cuando todo el mundo estaba aún frotándose los ojos con el lanzamiento, la recuperación de las dos etapas laterales,… cuando los aplausos resonaban por todo el centro de operaciones de SpaceX nuestras pupilas empezaron a dilatarse con las imágenes más bellas que, personalmente, he visto en mucho tiempo…

El Tesla Roadster de Elon Musk con la Tierra de fondo, llevando a bordo a “Starman” enfundado en uno de los trajes espaciales que llevarán los futuros tripulantes de la cápsula Dragon. Con la música de Bowie de fondo y un aviso en el frontal del coche homenaje a la novela “Guia de un autoestopista galáctico”… “DON’T PANIC!”.

Solo unas horas después se encendía la última etapa para darle el último empujón al Tesla de Elon Musk. Un empujón que lo colocará en una órbita heliocéntrica cuyo punto más alejado casi llegará a Ceres, mucho más lejos de Marte como se planeaba en un principio.

Foto realizada por Brady Kenniston

(Foto autoría de Brady Kenniston)

La demostración está hecha, el cohete más potente del mundo en activo ha mostrado su potencial a todo el mundo. Ahora solo falta que empiecen a llegar los clientes que puedan aprovechar el mayor lanzador desde la época del Saturno V. Satélites de gran tamaño, sondas planetarias que podrían llegar hasta Plutón sin necesidad de ninguna asistencia gravitatoria (menos tiempo en llegar y más carga útil aprovechable), turismo espacial,… el desafío está en la mesa, por primera vez en mucho tiempo tenemos un instrumento para poder empezar a explorar más allá de la órbita baja de nuestro planeta,…

…Y ayer en rueda de prensa dijo que el BFR estaba a un año de poder ser presentado,…

Actualización:

Esta es la última foto que envía el Tesla Roadster, alejándose de nuestro planeta y rumbo al cinturón de asteroides. Una imagen que parece sacada de una película de ciencia ficción.

Anuncios

La materia de la que están hechos los sueños

No puedo vivir sin soñar despierto, me pasa desde pequeño, este problema ha condicionado varios aspectos de mi vida y es un serio handicap para conseguir metas que requieren concentración y constancia.

Mañana a las 19:30h (horario peninsular) está previsto que haga su vuelo inaugural el cohete más potente en activo, el Falcon Heavy.

Su dueño, Elon Musk, acaba de subir a una red social el video que encabeza este pequeño apunte del blog,… y es glorioso,… 70 metros de última tecnología, propulsados por 27 motores Merlin capaces de colocar 57 toneladas de carga en órbita,… y en su interior el coche de Elon, un Tesla Roadster descapotable con un maniquí enfundado en uno de los trajes espaciales que llevarán los futuros tripulantes de la cápsula Dragon…

… Y de fondo sonando el “Space Oddity” de Bowie…

Mis ojos están cansados de ver sufrimiento cada guardia, mis palabras cada vez tienen menos sentido,… mi alma necesita de estas cosas, necesita ver ese pequeño Tesla dirigirse hacia una órbita heliocéntrica que, con suerte, lo acercará al planeta rojo en los próximos años.

Quiero verlo alejarse con la música de Bowie de fondo, aunque jamás pisemos Marte, dejadme soñar,…

(lo que sonará dentro del Tesla mientras inicia su viaje hacia la inmortalidad)