Empieza la verdadera búsqueda de vida fuera de la Tierra

Representación del interior de Europa (NASA/JPL)


Pensamos que llevamos muchas décadas buscando algo que se parezca a lo que entendemos como vida fuera de los límites de nuestra atmósfera, creemos que acumulamos décadas de inútiles esfuerzos rastreando gran parte del universo sin obtener resultado alguno, sólo silencio…

Hemos formulado ecuaciones y hasta una paradoja (la de Fermi) en la que damos varias soluciones para explicar cómo es posible que existiendo millones de planetas en nuestro vecindario cósmico orbitando a la distancia adecuada de sus estrellas o numerosas moléculas orgánicas (base de la vida en nuestro planeta) en los lugares más inesperados donde hemos hechado un vistazo, no hayamos encontrado ni una sola señal que permita al más extravagante de nuestros científicos afirmar que podríamos no estar solos. 

Tenemos varias hipótesis, que algunos han ascendido al nivel de afirmaciones categóricas, donde se asegura que las civilizaciones se autodestruyen cuando llegan a cierto nivel tecnológico, que la química necesaria para la vida y todas las circunstancias especiales que necesita para aparecer sólo se dieron en nuestro planeta o que, simplemente, somos una especie de avanzadilla y que nos hemos adelantado a un Universo lleno de vida…

Existe un principio llamado la Navaja de Ockham que nos dice que en igualdad de condiciones, la explicación más sencilla suele ser la más probable. Para mi la explicación más sencilla es que, simplemente, aún no hemos empezado a buscar nada. 

Nuestras sondas hace 40 años que no buscan, con criterios científicos, indicios directos o indirectos de vida. Las últimas que hicieron algo parecido fueron las Viking sobre la superficie marciana dando positivo en dos de los tres experimentos que se realizaron (todavía aún se descuten los resultados aunque por consenso se aceptaron como negativos), el proyecto SETI está diseñado para encontrar una civilización de parecidas características a las nuestras, transmitiendo hacia nosotros en una determinada frecuencia (la del hidrógeno) y en una limitada porción de tiempo (el nuestro), algo demasiado difícil teniendo en cuenta las escalas espacio-temporales con las que nos enfrentamos (sin entrar en el tema del escaso presupuesto y el reducido número de radiotelescopios con los que se cuenta). 

Un posible punto azul anaranjado, un exoplaneta candidato a albergar vida


Es ahora cuando estamos a punto de empezar, de verdad, la búsqueda. El telescopio espacial Kepler lo ha revolucionado todo, la sola visión de miles de planetas extrasolares de todos los tipos y formas, orbitando cualquier tipo de estrella que podamos imaginar ha convulsionado nuestro entendimiento del Universo. Son tantas las posibilidades, son tantas las combinaciones, son tantas las oportunidades en las que un sistema autoreplicativo con metabolismo propio ha podido aprovechar una oportunidad para aparecer, que es casi una obscenidad pensar que ese proceso solo ha ocurrido en nuestro planeta. 

El telescopio espacial James Webb va a dar el primer paso, a más de un año para su lanzamiento se han presentado numerosos proyectos de investigación con la intención de usar una pequeña fracción de su precioso tiempo de observación. 

Las simulaciones preveen que la nueva joya de la NASA va a poder detectar la composición química de atmósferas de numerosos mundos alejados cientos de años luz. Uno de los primeros en ser estudiados serán los posibles exoplanetas que orbiten la estrella GJ 876, con sólo 10 tránsitos estudiados por el telescopio espacial se podrá asegurar con una certeza casi del 99% la existencia (o no) de metano y dióxido de carbono en una atmósfera de alguno de sus exoplanetas, además se podrá saber si son lo suficientemente densas como para bloquear la letal radiación ultravioleta de su estrella. 

La futura Europa Lander posada sobre la superficie del satélite joviano allá por 2030 (NASA/JPL)

Por primera vez estamos en la primera fase de diseño de un aterrizador para Europa. Una sonda cargada con instrumentos que van a buscar vida de una forma directa como un espectrómetro RAMAN que detectaría sustancias orgánicas, un microscopio capaz de ver microorganismos de hasta 0,2 micras de diámetro o un cromatógtafo de gases… esto es buscar vida y no lo que hemos hecho hasta ahora…

Dirigirse a lugares con elevado interés biológico, llevar los instrumentos adecuados, investigar atmósferas de exoplanetas buscando las huellas que los ecosistemas vivos dejan en ellas… todo esto lo hemos dejado de lado hasta ahora, como si se tratase de una enorme burla a nuestras ansias de saber hemos evitado estudiar una fascinante luna de Júpiter con un inmenso océano subterráneo plagado de sustancias orgánicas, o un hermoso satélite de Saturno cuya atmósfera es muy parecida a la que teníamos en nuestro planeta justo cuando comenzaron a aparecer las primeras formas de vida…

Tiene que haber algo que se me escape, algo que no entienda… mi cerebro es incapaz de comprender cómo se puede afirmar que vivimos en una galaxia donde el resto de civilizaciones se ha autoaniquilado por exceso de tecnología, que en miles de millones de planetas la vida no haya surgido aun en sus formas más simples o que hemos llegado demasiado pronto a un universo plagado de vida (por citar algunas de las teorías que más han sonado en los últimos tiempos). 

Primero exploremos, apliquemos el método científico de forma correcta y precisa, ya tendremos tiempo de divagar e inventarnos todas las explicaciones que queramos, pero no lo hagamos al revés… 

Pd: no vamos a encontrar hombrecillos verdes, ya que veamos algo que se pueda replicar por sí solo y consuma metabolitos de su entorno. 

Anuncios

Biomarcadores, indicios de habitabilidad… ¿no hay vida fuera de nuestro planeta o no sabemos buscarla?

Una bacteria oxidadora del azufre de hace 2.500 millones de años, mucho antes de que la atmósfera fuera rica en oxígeno (Andrew Czaja)

Sólo conocemos un ejemplo en el que la materia se ha convertido en lo que llamamos vida, nuestro planeta se ha convertido en un enorme laboratorio donde a lo largo de 4.600 millones de años han interaccionado sustancias orgánicas, fuentes de calor, ecosistemas favorables para permitir el inicio de ciertas reacciones químicas, temperaturas no demasiado extremas, protección contra letales radiaciones provenientes de nuestra estrella,… miles de factores que han permitido la aparición y evolución de lo que conocemos como vida, miles…

Hasta ahora la vida ha tenido un solo génesis, un solo inicio, lo que no proviene de LUCA (Last Universal Common Antecesor) nos es totalmente desconocido. Necesitamos carbono, necesitamos agua, nuestra información se transmite a lo largo de generaciones a través de nuestro ADN, mucha radiación nos mata, poca gravedad también, necesitamos oxígeno para respirar y no nos sienta nada bien que sobre nuestras cabezas no exista una atmósfera de presión… ejemplos válidos para nuestra especie, el ser humano (buscar por internet lo que pueden resistir algunos extremófilos y podéis tachar hasta un 80% de lo escrito hasta ahora)

El hecho es que el conocer una sola génesis nos está dificultando (muchísimo) la búsqueda de vida fuera de nuestra atmósfera, tanto que puede que nuestras sondas hayan pasado por encima de ella sin haberse dado ni cuenta (y lo pongo en plural porque puede que haya sucedido más de una vez).

A medida que exploramos el sistema solar vamos viendo lugares donde la vida pudo surgir en un pasado, sitios donde hace millones de años se pudieron dar las condiciones de habitabilidad que tanto buscamos para que algo parecido a un organismo vivo apareciera y tuviese la oportunidad de evolucionar. Pero, ahí no se queda la cosa, a medida que vamos mejorando nuestros instrumentos y aumentando nuestra área de exploración, nos damos cuenta que quizás, solo quizás, haya localizaciones donde la vida exista hoy en día.

Todavía existen discrepancias sobre los experimentos que las sondas Viking realizaron sobre suelo marciano en 1976. Uno de ellos, conocido como experimento LR (Labeled Release), dió positivo para la existencia de metabolismo en las muestras que recolectó. Un segundo experimento no encontró rastro de sustancias orgánicas (fundamentales para la aparición de la vida en nuestro planeta y que años después encontraría Curiosity en el cráter Gale). La NASA interpretó que las sondas no habían encontrado vida, algo que en los últimos años se está poniendo en duda por diversos estudios, quizás la forma de recoger las muestras esterilizó la tierra marciana analizada, quizás las formas de vida que provocaron la metabolización del primer experimento no se basaban en el carbono… 

A la izquierda depósitos de silicatos en el cráter Gusev (Marte), a la derecha depósitos de silicatos en la región chilena de “EL TATIO” (NASA/Spirit/JPL)


 

Hace unos días apareció un estudio de dos geólogos de la Universidad de Arizona. La imagen de la izquierda fue tomada por el rover Spirit en abril de 2007, cerca de un área conocida como “Home Plate” en el cráter Gusev. Spirit encontró multitud de nódulos ricos en silicatos dispersos por toda la zona, algo que indicaba la probable existencia de respiradores hidrotermales en el contexto de un antiguo Marte mucho más húmedo. 

La parte derecha de la foto corresponde con la región conocida como “El Tatio”, una región de Chile situada a 4.200 metros de altitud, uno de los lugares en nuestro planeta donde existen fuentes hidrotermales a mayor altura. Aquí la atmósfera es más fina, la cantidad de radiación ultravioleta mayor, las temperaturas más frías, un lugar muy parecido al inhóspito Marte, un lugar donde aparecen nódulos de silicatos parecidos a los del cráter Gusev, depósitos de silicatos producidos por la acción de microbios en el caso terrestre, de origen aún por filiar en el caso marciano. 

Estructura del interior de Europa (NASA/JPL)


Quizás no deberíamos mencionar las enormes masa de agua subterránea repletas de sustancias orgánicas que esperan ser exploradas en las lunas de Europa y Encelado. Nadie sabe en qué se pueden haber transformado las enormes fuerzas de marea provenientes de Júpiter. 

Tampoco sabemos si algún tipo de microorganismo puede haber aprovechado la conjunción de una densa atmósfera rebosando de tolines con enormes mares y ríos de etano y metano que discurren por la superficie de Titán

No tenemos ni idea de lo que puede haber aparecido debajo de la Planicie del Sputnik (el gran corazón de Plutón), donde un enorme océano subterráneo persiste en estado líquido durante miles de millones de años a miles de millones de kilómetros del Sol. 

A la hora de buscar vida no sabemos ni lo que estamos buscando, no lo hacemos con los instrumentos adecuados y ni siquiera lo hacemos en los sitios más adecuados. Además es posible que hayamos pasado por al lado de ella y no nos hayamos dado ni cuenta. 

Así es muy difícil… y luego está el estúpido antropocentrismo, y luego…

Fuente: Seeker Web

Hay un río Nilo a 1.200 millones de kilómetros de la Tierra

main_titan_flooded_canyons

Localizaciones donde ha tomado datos el radar de la sonda Cassini. El sistema fluvial de Vid Flumina (Nasa/Cassini/JPL/ESA)

El radar de la sonda Cassini lo acaba de confirmar… Titán es un mundo fascinante…

Desde 2012 conocíamos la existencia de una red de canales conocida como Vid Flumina. Más de 400 kilómetros de intrincados cañones que iban a parar a uno de los mayores mares de Titán, el Ligea Mare

Un nuevo estudio ha utilizado el radar de la anciana sonda como altímetro, algo que combinado con las imágenes obtenidas por la sonda previamente han llevado a una sola conclusión… están inundados de metano y etano líquido, el mismo que forma los enormes mares del hemisferio norte.  

vidflumina_portal_only_pia16197

400 kilómetros de profundos cañones forman el sistema de Vid Fluvina. Un enorme río de metano y etano comparable a nuestro Río Nilo (Nasa/Cassini/JPL/ESA)


Los cañones de Vid Flumina tienen casi un kilómetro de ancho, sus paredes se elevan a casi 570 metros de altitud y además el radar ha demostrado que toda la red está mas elevada que el Ligea Mare

Todo esto ya lo hemos visto en nuestro planeta…

Es un frío y nublado día en las latitudes altas del hemisferio norte de Titán, llueven compuestos orgánicos sobre Vid Flumina, el equivalente de nuestra cuenca del río Nilo, cañones inundados de metano que van a desembocar en el enorme mar Ligea. No puedo imaginar lo hermoso que debe ser contemplar el espectáculo desde la superficie. 

A la sonda Cassini le quedan unos pocos meses hasta que se abrase en las capas altas de la atmósfera de Saturno, aun así ha conseguido mapear un 67% de la superficie de Titán. Queda mucho por saber de uno de los mundos más asombrosos de nuestro sistema solar, un mundo repleto de compuestos orgánicos que forman un verdadero ciclo como el del agua en nuestro planeta. 

A partir de Septiembre de 2017 ninguno de nuestros emisarios estará allí para verlo, y lo peor de todo, nuestra ausencia se antoja larga…

Fuente: Nasa news

Cassini fotografía una enorme nube de hielo en el polo sur de Titán. Se acerca el invierno

 

Nube de hielo formándose en 2013 en la zona del polo sur de Titán

 
Nuevas observaciones de la sonda Cassini han revelado una enorme y gigantesca nube de hielo en el polo sur de Titán, la mayor luna de Saturno

La nube está situada en la estratosfera de la densa atmósfera de Titán, y está compuesta por multitud de sustancias congeladas, entre ellas nitrógeno, carbono e hidrógeno. 

La última imagen de una nube de semejantes características databa de 2012, ese año la sonda fotografió una estructura a unos 300 kilómetros de altura. La nueva nube hallada por Cassini es mucho mayor y está situada a solo 200 kilómetros sobre la superficie. 

Fotografía de la última gigantesca nube observada en 2012. La nueva está unos 100 kilómetros por debajo de esta estructura

La detección ha sido gracias al instrumento CIRS, que obtiene perfiles de la atmósfera del satélite en infrarrojo. Se piensa que su formación está relacionada con el cambio estacional que está produciéndose en el polo sur, el invierno se acerca a estas latitudes y las temperaturas pueden llegar a bajar hasta a -150 grados Celsius. 

El estudio de la composición y altitud de esta nueva nube puede ayudar a entender los complejos cambios estacionales que sufre Titán. La sonda intentará monitorizar los cambios en este hemisferio hasta el final de su misión, después de eso no tendremos más datos en muchísimos años… lamentablemente.

Fuente: Nasa news

La superficie de Titán vista mejor que nunca

IMG_7461

Una nueva técnica se está aplicando a las imágenes tomadas por la sonda Cassini de la superficie del satélite de Saturno, Titán.

El resultado es una sorprendente supresión del ruido que caracterizaba a las instantáneas que nos llegaban de la sonda.

La perspectiva del Kraken Mare, la imagen que abre el post, no deja lugar a dudas. Los nuevos procesados no solo reducen el ruido sino que permiten generar vistas 3D a partir de los datos del altímetro que lleva la sonda.

Llevamos casi la mitad de Titán mapeada descubriendo la existencia de grandes desiertos, barrancos, ríos y mares. Todos con algo en común, el típico punteado generado al decodificar las imágenes. El nuevo algoritmo permite “desmotear” lo que nos llega a través de la gruesa atmósfera de Titán, revelando detalles y contornos que antes eran dificilmente reconocibles.

IMG_7458

A la izquierda tenemos la imágen del Ligeia Mare tomada desde el Synthetic Aperture Radar (SAR) con el antiguo algoritmo. A la derecha el nuevo, donde claramente se pueden observar con mejor detalle las orillas del mar y los canales que desembocan en una de las mayores masas líquidas del satélite.

IMG_7460

IMG_7459

Las nuevas imágenes con diferentes resoluciones pueden consultarse en la nota de prensa de la NASA.

Hace diez años que la sonda Huygens se posó en Titán

2015/01/img_7078.jpg

El 14 de Enero de 2005 es una fecha señalada dentro de las efemérides de la exploración espacial. Aquel día los humanos logramos posar un ingenio fabricado por nosotros en la mayor luna de Saturno, en Titán.

La imagen que abre el post muestra las distintas capturas que fue realizando la pequeña sonda a medida que descendía a través de una densa atmósfera de nitrógeno y metano. Las primeras solo muestran una densa neblina sin ningún otro detalle, pero a medida que fue perdiendo altura la orografía de otro mundo empezó a tomar forma.

En este vídeo se recopilan todos los datos que se obtuvieron en el descenso, además se acompaña de una simulación de la sonda y el estado de los paracaídas en cada momento antes de tomar tierra.

En el transcurso de ésta década hemos aprendido mucho sobre Titán. Ahora sabemos que es un maravilloso mundo con valles, montañas, ríos y mares.

La sonda Cassini y sus numerosos sobrevuelos nos están presentando un lugar donde las moléculas que forman los ladrillos principales de la vida se muestran en todos sus estados posibles. Hay metano y etano en la atmósfera, el mismo que precipita en forma de lluvia para formar ríos y mares, que forma depósitos en los deltas de las desembocaduras o se mece suavemente en forma de olas debido a la acción del viento.

Todo lo que desesperadamente buscamos en otros planetas de nuestro sistema solar lo tenemos allí en abundancia, en estado sólido, líquido y gaseoso, formando continuamente reacciones químicas entre si,… Los elementos que forman la vida en nuestro planeta confinados en el mayor satélite de Saturno con milenios disponibles para formar quién sabe qué…

Tenemos datos de las más de 100 aproximaciones de la sonda Cassini, imágenes y mediciones que no dejan de generar artículos científicos, tenemos los datos del descenso de la Huygens… pero poco más.

Diez años después el panorama es desolador. En unos meses la Cassini se lanzará en un vuelo suicida hacia las capas altas de la atmósfera de Saturno. Y ya está. Dejaremos de tener datos de un mundo científicamente asombroso durante muchas décadas. Ninguna misión está proyectada para coger el testigo. Ningún emisario del hombre orbitará ni se posará en los mares del hemisferio norte de Titán en muchos años, quizás demasiados como para poder verlo.

Europa, Titán y Encelado son objetivos científicos de primer orden y a excepción de unas cuántas órbitas que la sonda JUICE realizará sobre Europa nada está presupuestado para estudiarlas. Los principales lugares donde la vida puede haber surgido están ahí, esperando…

2015/01/img_7097.jpg

El Sol reflejándose en los Mares del Norte de Titán.

IMG_5322.JPG

Nuevas imágenes de la fascinante luna de Saturno nos llegan desde la sonda Cassini. En el sobrevuelo realizado a finales de Agosto de este año se obtuvo la espectacular imagen que abre el post.

Un distante y lejano sol refleja su luz en los mares y océanos de una pequeña luna. La imagen está realizada en el infrarrojo cercano, la única manera de ver lo que hay debajo de la gruesa atmósfera de Titán.

Los rayos del Sol se reflejan en la masa líquida más grande de Titán, el Kraken Mare, tan grande es la intensidad del brillo que llegaron a saturar el detector del instrumento VIMS (Visual and Infrared Mapping Spectrometer).

La parte sur del Kraken Mare presenta una gran porción de depósitos evaporados, lo que nos indica que el mar fue mucho mayor en otros tiempos.

La gran resolución de los datos adquiridos en este sobrevuelo permite ver un área de canales que conectan el Kraken Mare con el otro gran lago de Titán, el Ligeia Mare que en esta ocasión permanece bajo una densa capa de nubes de metano.

Las vistas de la zona de los mares del norte de Titán suelen ser muy hermosas, pero esta última supera con creces todas las anteriores.

Fuente: Nasa news

Nota: el blog se presenta a los premios bitácoras, si te ha gustado el post puedes votar al blog en este enlace http://bitacoras.com/premios14/votar te identificas con tu login de facebook o Twitter y buscas seccion ciencia, pones milesdemillones.com y votar 🙂 Gracias

Compuestos orgánicos detectados en Titán podrían ser biomarcadores

IMG_5157.PNG

Una sola observación de apenas tres minutos ha bastado al telescopio Atacama Large Millimeter Array (ALMA) para obtener la imagen que abre el post.

Lo que vemos es el descubrimiento de partículas organicas en las capas altas de la atmósfera del satélite de Saturno. Las moléculas en cuestión son el isocianuro de hidrogeno (HNC) y el cianoacetileno (HC3N).

Que Titán es un mundo a rebosar de partículas orgánicas ya lo sabiamos, la sonda Cassini lleva años mandando datos sobre los increíbles ciclos del etano y el metano presentes en la luna, fotos sobre sus lagos,ríos, su atmósfera gruesa y opaca a las miradas que pretenden investigarla en el espectro de la luz visible… pero el último hallazgo es algo totalmente diferente…

Las moléculas descubiertas por ALMA deberían estar distribuidas al azar por toda la atmósfera, y no lo están.

IMG_5158.JPG

Las imágenes nos revelan la distribución de HNC y HC3N además de su concentración (el rojo indica una menor densidad y el blanco una mayor).

En las zonas altas de la atmósfera de Titán se han encontrado acúmulos de estos dos gases. El misterio para los investigadores de la NASA no es el haberlos hallado, es su distribución. En ambos casos hay lugares donde la concentración es mucho mayor que en el resto del satélite y fuera de ambos polos.

En Titán los vientos siguen un patrón parecido (aunque a menor escala) que en Júpiter. En las capas medias de la atmósfera su fuerza es mayor y lo hacen de este a oeste, formando zonas similares a las bandas del gigante gaseoso pero mucho menos pronunciadas, los gases deberían estar, en un principio, mezclados y con similares concentraciones.

Si estuvieramos en la Tierra la primera explicación que se nos vendría a la cabeza para explicar este fenómeno sería la de un proceso biológico capaz de cambiar estas concentraciones, es decir la existencia de vida.

Pero fuera de nuestro planeta estos procesos pueden deberse a muchas otras causas. Los astroquímicos de la NASA no pueden afirmar que este hallazgo sea una traza de vida. Hay muchos otros procesos que pueden explicar el fenómeno, como la intensa radiación del campo magnético de Saturno que puede activar procesos en las capas altas de la atmósfera que den lugar a la formación de estos compuestos orgánicos, eso explicaría su existencia, pero no el patrón de concentración detectado.

Tenemos un mundo repleto de sustancias orgánicas muy parecidas a las presentes hace millones de años en nuestro planeta, un mundo con lagos y océanos de hidrocarburos en superficie y ahora ciertos patrones en la atmósfera que podrían parecerse mucho a lo que entendemos como un biomarcador.

La sonda Cassini pronto terminará su misión y por lo que se puede intuir su reemplazo tardará bastantes años en producirse. Y mientras el poco capital que dispone la agencia americana se dilapida en proyectos que puede nunca vean la luz. No lo entiendo…

Fuentes:
Nasa news press release

Universe Today

Nota: el blog se presenta a los premios bitácoras, si te ha gustado el post puedes votar al blog en este enlace http://bitacoras.com/premios14/votar te identificas con tu login de facebook y buscas seccion ciencia, pones milesdemillones.com y votar 🙂 Gracias

Las últimas imágenes de la Cassini detectan más cambios en un mar de Titán

IMG_4616.JPG

Titán no deja de darnos sorpresas y la sonda Cassini está monitorizando la última de ellas.

En uno de los mares más grandes de la luna de Saturno, el mar Ligeia, se está produciendo un curioso fenómeno que ha captado la atención del equipo de la sonda.

Como se ve en las imágenes que abren el post una misteriosa formación ha aparecido en el mar de hidrocarburos. La estructura cubre un área de unos 260 kilómetros cuadrados. Ya había sido observada por la sonda con anterioridad, se habían detectado cambios entre los dos sobrevuelos anteriores, pero es que en el último la formación ha vuelto a cambiar en densidad y aspecto.

La primera vez que se apreció una imagen brillante en el radar de la sonda fue durante el sobrevuelo en Julio de 2013, antes esa zona mostraba un color oscuro como el resto del mar. Ahora las imágenes del sobrevuelo realizado en agosto de 2014 nos enseñan que la formación ha cambiado, reflejando menos brillo y menos densidad.

Las hipótesis se han disparado, se ha comprobado que no es un artefacto del radar y tampoco se piensa en un fenómeno relacionado con la evaporación ya que las líneas de costa del Ligeia Mare no se han alterado en los últimos meses.

Se habla desde olas superficiales, burbujas que ascienden a la superficie, sólidos flotando en el mar o algo más exótico que todavía desconocemos.

Los cambios pueden estar relacionados por los cambios estacionales que se están produciendo en el hemisferio norte. Hasta ahora solo se había observado la región de los grandes mares en una estación equivalente al invierno, la llegada del verano está mostrando cambios interesantes en el satélite.

La resolución de lo que está pasando en un mar de otro mundo depende mucho de que se mantenga la misión extendida de la sonda Cassini, solo más sobrevuelos pueden aclararnos la naturaleza de ese fenómeno.

Esperemos que dejen a la ciencia trabajar…

Fuente: nasa news

Nubes de metano sobrevolando el Mar Ligeia en Titán

Nubes de metano disipándose sobre el Ligeia Mare en Titán

Nubes de metano disipándose sobre el Ligeia Mare en Titán

Acaba de llegar esta fascinante secuencia animada desde la sonda Cassini que muestra nubes de metano moviéndose sobre el Ligeia Mare (en la parte inferior de la captura) en Titán, el satélite más impresionante de Saturno.

La sonda captó la secuencia entre el 20 y el 22 de Julio de este año tras un sobrevuelo del satélite. La medición del movimiento de las nubes revela que la velocidad del viento era entre 3 y 4.5 metros por segundo.

IMG_3989.JPG

Habíamos visto pequeñas olas de metano en los mares de Titán, ahora somos capaces de ver nubes viajando por encima de sus mares. Vemos como evoluciona un mundo vivo.

Como casi siempre que hay una entrada en el blog de Titán, vuelvo a insistir, está muy bien que se invierta en Marte y se mande una sonda o rover cada dos o cuatro años (es nuestro siguiente objetivo en exploración tripulada) pero nuestra generación está dejando pasar la oportunidad de visitar mundos con un interés desde el punto de vista orgánico muy superior al planeta rojo. Europa, Titán y Encelado son tres objetivos de máximo interés, no entiendo porque no se prioriza, al menos, una sonda. En unos meses Cassini se desintegrará en la atmósfera de Saturno, y no volveremos a tener imágenes de un precioso mundo anaranjado, con nubes, ríos, mares, repleto de sustancias orgánicas y con un ciclo estacional en mucho tiempo. Tenemos que ir…

Fuente: ciclops.org