Elon Musk quiere poner dos hombres alrededor de la luna en 2018


Esta noche, hora peninsular, Elon Musk y SpaceX han soltado el bombazo del año. Todos esperábamos la presentación del nuevo cohete Falcon Heavy, los nuevos diseños de los trajes espaciales que llevarán los tripulantes de la Dragon o algún anuncio sobre la misión a Marte…

Pues no, se ha saltado todos esos pasos y ha ido directo al grano… SpaceX mandará una cápsula Dragon 2 a lomos de un Falcon Heavy con dos astronautas a bordo alrededor de la luna en 2018. Los dos astronautas, de los que no se sabe la identidad, costearán parte del viaje y no se sabe aún si viajarán solos o con alguien más (si costean parte del viaje son turistas espaciales no astronautas profesionales). 

A primera vista se me ocurren muchas cosas que pueden salir mal y que retrasen la fecha del viaje. El Falcon Heavy aún no se ha probado (se hará en verano), la cápsula Dragon con los sistemas necesarios para mantener viva a una tripulación ni la hemos visto ni ha recibido el permiso de nadie para ir tripulada (un proceso altamente complicado y costoso), este año ha habido serios problemas con el Falcon 9 (en uno de ellos explotó en la misma rampa de lanzamiento)…

La cápsula Dragon 2 el día de su presentación (SpaceX)


Pero si alguien ha sido capaz de asombrar a medio mundo con sus hazañas, ese ha sido Elon Musk. Todavia nos quedamos con la boca abierta cuando vemos como aterriza la primera fase del Falcon 9 sobre una barcaza en medio del océano o cuando presenta, casi sin inmutarse, un plan para llevar cientos de colonos a Marte. 

49 años después de pisar la superficie lunar puede que el hombre vuelva a ver un amanecer de nuestro planeta sobre su satélite, puede que las razones por las que se produzca tal viaje sean muy parecidas a las que lo motivó en 1969, puede que sea solo una demostración de poder,… la historia juzgará…

Por ahora lo que queremos es que el hombre vuelva a abandonar la órbita baja de la Tierra de una vez, y que ésta sea la definitiva, nada de volver a dar pasos atrás, el sistema solar no se va a explorar solo…

La materia de la que están hechos los sueños. Elon Musk lo ha vuelto a hacer. 

El paso de los años es el juez más válido que existe. Las valoraciones “contemporáneas” siempre presentan matices de innumerables orígenes que la historia se encarga de eliminar. 

Ayer el cohete Falcon 9 de SpaceX volvió a volar, desde el 1 de Septiembre del pasado año que no veíamos una misión de la empresa de Elon Musk. Ese día un depósito de helio explotó mientras el Falcon 9 estaba en la rampa de lanzamiento. Casi cinco meses después ha vuelto a colocar diez satélites Iridium en la órbita terrestre, además la recuperación de la primera fase del cohete se ha realizado con éxito. 

Es hermoso ver el descenso de la primera fase del Falcon 9 desde un cámara situada en el propio cohete. La velocidad con la que desciende la enorme mole a través de nuestra atmósfera contrasta con la precisión con la que se posa en la pequeña barcaza que suele esperar en medio del Océano Atlántico. 

La primera fase del cohete Falcon 9 sobre la barcaza donde había aterrizado minutos antes (SpaceX)

Los siete cohetes recuperados son el primer paso de una nueva era en la exploración espacial. Cualquier intento de colonizar nuestro sistema solar pasa por reducir costos y por ser capaces de posarnos con garantías suficientes en cualquier superficie y bajo cualquier tipo de circunstancias. Esto es lo que Elon está consiguiendo a pequeños pasos y con muchas dificultades. 

Hay hombres que serán recordados por intentar colocar muros a las esperanzas de nuestra especie, intentar devolverla a tiempos más oscuros donde la ciencia era perseguida y señalada… otros, en cambio, tienen en su mano ser recordados por cosas muy diferentes…

Los cuatro minutos que acabáis de ver pertenecen al primer lanzamiento en el que se recuperó la primera fase de un Falcon 9. Tras numerosos fallos se consiguió algo que sólo habíamos visto en películas de ciencia ficción. 

Vienen tiempos difíciles, años en los que nos van a decir que el cambio climático es un invento de los científicos, en los que las vacunas serán señaladas como el origen de numerosas enfermedades, en los que la evolución será degradada al título de mera teoría,… 

Otros, los menos, nos mostrarán la materia de la que están hechos los sueños. 

Leed, leed hasta que se os cierren los ojos, dotaros de armas para poder identificar la superchería y la mentira. 

Divulgad, divulgad los conocimientos que adquirís, necesitamos más que nunca una juventud difícil de manipular, necesitamos mentes críticas y escépticas. 

Estos son mis principios, si no os gustan… no tengo otros…

Elon Musk quiere mandar una cápsula Red Dragon a Marte en 2018

Una Red Dragon en Marte… año 2018


Lo ha anunciado esta tarde a través de twitter. Elon Musk y su compañía SpaceX tienen la intención de hacer aterrizar una cápsula Dragon modificada para Marte (conocida como Red Dragon) en apenas dos años, y cuando decimos dos años decimos 2018…

Imaginar una Red Dragon a lomos de un cohete Falcon Heavy aterrizando en las rojizas explanadas de Marte es una locura, y lo peor de todo esto es que esta vez es una propuesta que puede hacerse realidad. El cohete Falcon Heavy está en fase de pruebas y empezará sus primeros vuelos a finales de este mismo año. 

La Red Dragon es una cápsula muy parecida a la Dragon que ya viaja con regularidad a la Estación Espacial, con un sistema de aterrizaje que le permitiría posarse suavemente sobre la superficie marciana. Además la nave estaría preparada para recoger muestras y traerlas de vuelta a la Tierra, algo que sería de gran ayuda para las primeras misiones tripuladas. 

Como nos encanta soñar, y este hombre está demostrando que se puede empezar a soñar con lo que va anunciando, esta sería la secuencia del primer viaje hacia Marte de una cápsula (no tripulada en su primer viaje). 

Cohete Falcon Heavy despegando desde Cabo Cañaveral en 2018 con una Red Dragon a bordo

Una cápsula Red Dragon entrando en la órbita marciana

Entrada de la cápsula en la fina atmósfera de Marte

La Red Dragon enciende los cohetes para iniciar un descenso dirigido hacia la superficie marciana

Descenso controlado con retrocohetes en una hermosa planicie marciana

Una cápsula humana en Marte. Primer gran paso hacia el viaje tripulado.


Nos gusta muchísimo soñar, demasiado…