Biomarcadores, indicios de habitabilidad… ¿no hay vida fuera de nuestro planeta o no sabemos buscarla?

Una bacteria oxidadora del azufre de hace 2.500 millones de años, mucho antes de que la atmósfera fuera rica en oxígeno (Andrew Czaja)

Sólo conocemos un ejemplo en el que la materia se ha convertido en lo que llamamos vida, nuestro planeta se ha convertido en un enorme laboratorio donde a lo largo de 4.600 millones de años han interaccionado sustancias orgánicas, fuentes de calor, ecosistemas favorables para permitir el inicio de ciertas reacciones químicas, temperaturas no demasiado extremas, protección contra letales radiaciones provenientes de nuestra estrella,… miles de factores que han permitido la aparición y evolución de lo que conocemos como vida, miles…

Hasta ahora la vida ha tenido un solo génesis, un solo inicio, lo que no proviene de LUCA (Last Universal Common Antecesor) nos es totalmente desconocido. Necesitamos carbono, necesitamos agua, nuestra información se transmite a lo largo de generaciones a través de nuestro ADN, mucha radiación nos mata, poca gravedad también, necesitamos oxígeno para respirar y no nos sienta nada bien que sobre nuestras cabezas no exista una atmósfera de presión… ejemplos válidos para nuestra especie, el ser humano (buscar por internet lo que pueden resistir algunos extremófilos y podéis tachar hasta un 80% de lo escrito hasta ahora)

El hecho es que el conocer una sola génesis nos está dificultando (muchísimo) la búsqueda de vida fuera de nuestra atmósfera, tanto que puede que nuestras sondas hayan pasado por encima de ella sin haberse dado ni cuenta (y lo pongo en plural porque puede que haya sucedido más de una vez).

A medida que exploramos el sistema solar vamos viendo lugares donde la vida pudo surgir en un pasado, sitios donde hace millones de años se pudieron dar las condiciones de habitabilidad que tanto buscamos para que algo parecido a un organismo vivo apareciera y tuviese la oportunidad de evolucionar. Pero, ahí no se queda la cosa, a medida que vamos mejorando nuestros instrumentos y aumentando nuestra área de exploración, nos damos cuenta que quizás, solo quizás, haya localizaciones donde la vida exista hoy en día.

Todavía existen discrepancias sobre los experimentos que las sondas Viking realizaron sobre suelo marciano en 1976. Uno de ellos, conocido como experimento LR (Labeled Release), dió positivo para la existencia de metabolismo en las muestras que recolectó. Un segundo experimento no encontró rastro de sustancias orgánicas (fundamentales para la aparición de la vida en nuestro planeta y que años después encontraría Curiosity en el cráter Gale). La NASA interpretó que las sondas no habían encontrado vida, algo que en los últimos años se está poniendo en duda por diversos estudios, quizás la forma de recoger las muestras esterilizó la tierra marciana analizada, quizás las formas de vida que provocaron la metabolización del primer experimento no se basaban en el carbono… 

A la izquierda depósitos de silicatos en el cráter Gusev (Marte), a la derecha depósitos de silicatos en la región chilena de “EL TATIO” (NASA/Spirit/JPL)


 

Hace unos días apareció un estudio de dos geólogos de la Universidad de Arizona. La imagen de la izquierda fue tomada por el rover Spirit en abril de 2007, cerca de un área conocida como “Home Plate” en el cráter Gusev. Spirit encontró multitud de nódulos ricos en silicatos dispersos por toda la zona, algo que indicaba la probable existencia de respiradores hidrotermales en el contexto de un antiguo Marte mucho más húmedo. 

La parte derecha de la foto corresponde con la región conocida como “El Tatio”, una región de Chile situada a 4.200 metros de altitud, uno de los lugares en nuestro planeta donde existen fuentes hidrotermales a mayor altura. Aquí la atmósfera es más fina, la cantidad de radiación ultravioleta mayor, las temperaturas más frías, un lugar muy parecido al inhóspito Marte, un lugar donde aparecen nódulos de silicatos parecidos a los del cráter Gusev, depósitos de silicatos producidos por la acción de microbios en el caso terrestre, de origen aún por filiar en el caso marciano. 

Estructura del interior de Europa (NASA/JPL)


Quizás no deberíamos mencionar las enormes masa de agua subterránea repletas de sustancias orgánicas que esperan ser exploradas en las lunas de Europa y Encelado. Nadie sabe en qué se pueden haber transformado las enormes fuerzas de marea provenientes de Júpiter. 

Tampoco sabemos si algún tipo de microorganismo puede haber aprovechado la conjunción de una densa atmósfera rebosando de tolines con enormes mares y ríos de etano y metano que discurren por la superficie de Titán

No tenemos ni idea de lo que puede haber aparecido debajo de la Planicie del Sputnik (el gran corazón de Plutón), donde un enorme océano subterráneo persiste en estado líquido durante miles de millones de años a miles de millones de kilómetros del Sol. 

A la hora de buscar vida no sabemos ni lo que estamos buscando, no lo hacemos con los instrumentos adecuados y ni siquiera lo hacemos en los sitios más adecuados. Además es posible que hayamos pasado por al lado de ella y no nos hayamos dado ni cuenta. 

Así es muy difícil… y luego está el estúpido antropocentrismo, y luego…

Fuente: Seeker Web

Nuevas imágenes en color del sitio donde impactó la sonda Schiaparelli

Sitio de impacto del módulo Schiaparelli (MRO/NASA)


Acaban de llegar nuevas imágenes del sitio donde se estrelló el módulo europeo Schiaparelli

Las imágenes están en alta resolución y a color, han sido tomadas por la sonda Mars Reconnaissance Orbiter (MRO) y confirman lo que ya suponíamos desde hace unas semanas. 

Esta vez las fotos han sido tomadas mirando hacia al oeste y en ellas se observan, con mayor nitidez, unos pequeños puntos brillantes blancos alrededor de la mancha oscura que causó el impacto de la sonda. En las primeras imágenes no se podía saber si era simplemente ruido a la hora de tomar la instantánea, ahora se ve con claridad que son objetos reales, son fragmentos de Schiaparelli

Dentro de la mancha oscura podemos identificar un parche un poco más brillante, sobre la parte situada más al oeste, esa imagen podría ser compatible con la huella que dejó en la superficie marciana la explosión de los tanques de combustible de la sonda. Estos tanques estaban casi llenos cuando se produjo el impacto, recordemos que los retrocohetes solo se encendieron durante tres segundos antes de que un error en el software interpretara que Schiaparelli estaba a punto de tocar suelo. 

Paracaídas del módulo europeo movido por los fuertes vientos marcianos (NASA/MRO)


Casi a 0.9 kilómetros al sur encontramos el paracaídas y el escudo trasero. Si la comparamos con la imagen obtenida el pasado 25 de Octubre vemos que la disposición ha cambiado, los intensos vientos marcianos pueden estar moviendo el paracaídas de Schiaparelli por mucho tiempo. 

Más imágenes irán llegando las próximas semanas, todas darán más luz sobre que falló en el descenso de Schiaparelli, en 2020 toca atravesar de nuevo la fina y traicionera atmósfera marciana, esta vez con una carga mucho más preciada. 

Fuente: http://m.esa.int/Our_Activities/Space_Science/ExoMars/Schiaparelli_crash_site_in_colour

La sonda Mars Reconnaissance Orbiter fotografía el sitio de impacto de la sonda Schiaparelli

pia21130-main-ctx-blink

La sonda de la Nasa Mars Reconnaissance Orbiter (MRO) puede haber localizado el sitio de impacto de la malograda nave europea.

Las imágenes muestran un punto brillante que puede ser el paracaidas de la Schiaparelli y luego un punto negro, el lugar de impacto de la sonda después de que los retrocohetes no cumplieran con su cometido de posar suavemente la nave en el suelo marciano.

Estas mismas imágenes estarán en alta resolución para la semana que viene, lo que puede confirmar lo que ya se cree casi con total seguridad.

La sonda pudo caer desde una distancia de 4 kilómetros e impactar a una velocidad de 300 kilómetros por hora, por lo que puede ser que Schiaparelli explotara por el impacto con los tanques llenos de combustible (el no gastado por los retrocohetes)

Habrá que esperar pero estas imágenes confirman el fatal destino que ha sufrido la sonda.

Fuente: Seeker

Opportunity se dirige hacia un barranco excavado por el agua

Posición actual de Opportunity vista desde la órbita, al sur el barranco que quiere investigar en su misión extendida

Acaban de aprobar la misión extendida de un robot que lleva 12 años en la superficie marciana. Opportunity tendrá dos años más para salir del Marathon Valley y dirigirse hacia un destino apasionante, ningún ingenio construido por el hombre se ha acercado jamás al objetivo que le han asignado, un barranco horadado por una sustancia líquida, un “gully” marciano creado hace millones de años por una corriente de agua…

Nadie se explica como Oppy sigue en funcionamiento todavía, ha resistido duros inviernos marcianos resguardándose en pedientes donde pudiera aprovechar al máximo los escasos rayos de sol que alimentan sus instrumentos, ha escapado de peligrosas trampas de arena (su gemelo Spirit yace en una de ellas desde hace muchos años), ha aprovechado los fuertes vientos del planeta rojo para limpiar sus paneles solares del corrosivo y pegajoso polvo rojo que domina Marte, ha sobrevivido al intento del congreso estadounidense de dejar de financiar la misión,… por ahora nada ha podido detener al pequeño explorador…

Tiene sus achaques, su memoria ya no le permite recordar los impresionantes paisajes que ha visitado el día anterior. La memoria flash se resetea cada noche, esto quiere decir que debe mandar a Tierra todos los datos acumulados a lo largo del día, de lo contrario se perderían. 

Vista desde la parte sur del cráter Endeavour (NASA/JPL)

La nueva misión que le han asignado es una de las más importantes desde aquel lejano 7 de julio de 2003 en el que llegó a la parte este del ya legendario cráter Endeavour. 

Por primera vez en la historia de la exploración marciana Oppy se va a dirigir hacia un barranco excavado, con muchas probabilidades, por el agua. Estos barrancos o “gullies” marcianos han sido avistados en diferentes puntos del planeta rojo desde las sondas situadas en órbita, incluso algunos de ellos están activos en la actualidad. 

El barranco está situado a poco menos de un kilómetro de la posición actual del rover, se desliza de oeste a este a lo largo del borde de Endeavour y tiene una longitud de unos dos campos de fútbol. 

El equipo científico quiere saber cómo se han formado estos barrancos, quiere conocer si su formación se debe a escombros y arena, o por el contrario, han sido horadados por enormes corrientes de agua, agua que fluía por la superficie hace millones de años o que, mezclada con sales y otras sustancias, brota del subsuelo en otras localizaciones en la actualidad. 


Opportunity quiere pasearse por el lecho fluvial de un barranco, su ambición no tiene límites, es la sonda que más distancia ha recorrido fuera de la Tierra, es un superviviente…

Fuente: Nasa news

Actualización: esto es lo que mandaba Oppy hace escasamente 10 horas. 

El telescopio espacial Hubble capta imagen de Marte con gran resolución

Marte captado desde el teslescopio espacial Hubble (Nasa/Hubble)


En apenas dos días se producirá la oposición de Marte y el telescopio espacial Hubble ha aprovechado esta circunstancia para obtener una instantánea del planeta rojo con gran lujo de detalles. 

El Hubble tomó la foto el día 12 de Mayo cuando el planeta estaba a 80 millones de kilómetros de la Tierra. 

Detalles del planeta rojo capturados pot el telescopio espacial Hubble (Nasa/Hubble)

El instrumento Wide Field Camera 3 ha logrado captar increíbles detalles de la superficie y atmósfera del planeta rojo. En la imagen son fácilmente distinguibles las capas de hielo del polo sur, nubes alrededor del hemisferio norte del planeta y distintas localizaciones geográficas como Arabia Terra, Sinus Meridiani o Sinus Sabaeus

La oposición de Marte ocurre cada 780 días terrestres y este año acercará al planeta rojo a sólo 75 millones de kilómetros de nuestro planeta. La magnitud en el cielo será de -2,1 lo que lo hará fácilmente localizable. Es el mejor momento del año para observarlo e intentar distinguir al menos los contrastes de color en su superficie y el casquete del polo sur (y de paso echar un ojo a Saturno y Júpiter). 

La Nasa vuelve a detectar oxígeno en la atmósfera de Marte 40 años después

Espectro del oxígeno encontrado por el telescopio SOFIA superpuesto a una imagen de Marte tomada por la sonda Viking 1 (NASA/SOFIA)

Espectro del oxígeno encontrado por el telescopio SOFIA superpuesto a una imagen de Marte tomada por la sonda Viking 1 (NASA/SOFIA)

Hace 40 años que no se obtenía una medición similar como la que ha conseguido el telescopio SOFIA hace unos pocos días.

Solo las especiales condiciones de SOFIA han permitido que se vuelva a detectar oxígeno atómico en la atmósfera marciana. Recordemos que es un telescopio que observa en el espectro del infrarrojo a bordo de un Boeing 747SP que vuela a 13.7 kilómetros de altitud, evitando así la mayor parte de la contaminación producida por nuestra atmósfera.

Los átomos de oxígeno fueron encontrados en la mesosfera marciana (una de las partes más altas de la atmósfera marciana), la última vez que se midió oxígeno en Marte fue en la década de los 70, hace más de 40 años, durante las misiones Viking y Mariner.

La concentración de oxígeno encontrada es mucho menor de la que se esperaba en un comienzo, la razón puede estar en condiciones locales de la zona que se ha estudiado por lo que habrá que esperar a nuevas mediciones para tener una concentración real. También puede darse el caso de que no sea una simple anomalía y que el oxígeno se esté escapando hacia el espacio exterior como demostró con otros gases la sonda MAVEN hace escasos meses.

Terraformar Marte va a ser más dificil de lo que algunos piensan…

-Fuente:

http://www.nasa.gov/feature/ames/sofia/flying-observatory-detects-atomic-oxygen-in-martian-atmosphere

 

Elon Musk quiere mandar una cápsula Red Dragon a Marte en 2018

Una Red Dragon en Marte… año 2018


Lo ha anunciado esta tarde a través de twitter. Elon Musk y su compañía SpaceX tienen la intención de hacer aterrizar una cápsula Dragon modificada para Marte (conocida como Red Dragon) en apenas dos años, y cuando decimos dos años decimos 2018…

Imaginar una Red Dragon a lomos de un cohete Falcon Heavy aterrizando en las rojizas explanadas de Marte es una locura, y lo peor de todo esto es que esta vez es una propuesta que puede hacerse realidad. El cohete Falcon Heavy está en fase de pruebas y empezará sus primeros vuelos a finales de este mismo año. 

La Red Dragon es una cápsula muy parecida a la Dragon que ya viaja con regularidad a la Estación Espacial, con un sistema de aterrizaje que le permitiría posarse suavemente sobre la superficie marciana. Además la nave estaría preparada para recoger muestras y traerlas de vuelta a la Tierra, algo que sería de gran ayuda para las primeras misiones tripuladas. 

Como nos encanta soñar, y este hombre está demostrando que se puede empezar a soñar con lo que va anunciando, esta sería la secuencia del primer viaje hacia Marte de una cápsula (no tripulada en su primer viaje). 

Cohete Falcon Heavy despegando desde Cabo Cañaveral en 2018 con una Red Dragon a bordo

Una cápsula Red Dragon entrando en la órbita marciana

Entrada de la cápsula en la fina atmósfera de Marte

La Red Dragon enciende los cohetes para iniciar un descenso dirigido hacia la superficie marciana

Descenso controlado con retrocohetes en una hermosa planicie marciana

Una cápsula humana en Marte. Primer gran paso hacia el viaje tripulado.


Nos gusta muchísimo soñar, demasiado…

Panorámica del Curiosity a los pies de la impresionante duna Namib

 

click para ampliar en alta resolución

 
Una última imagen panorámica tomada por el rover Curiosity ha llegado desde Marte, y la verdad es que impresiona bastante…

Está tomada en la base de la duna Namib, una de las dunas activas que forman el conjunto conocido como “Bagnold“. Curiosity lleva varios días estudiando en profundidad las características de este enclave tan peculiar alojado dentro del cráter Gale. Es la primera vez que un ingenuo humano se aproxima a un campo de dunas activo fuera de nuestro planeta. 

  

Las dunas se están moviendo alrededor de un metro cada año y su composición es muy variada. Su tonalidad oscura se debe a cristales de olivino y piroxeno, los granos que la forman presentan multitud de formas, tamaños y colores… Pero lo más impresionante es la inusitada pendiente que llegan a alcanzar en la cara de sotavento…

primer plano de la duna Namib

Increíbles imágenes desde Marte… 

Puesta de Sol del 15 de abril desde el cráter Gale, Marte

 

sol 956/NASA/JPL/ Damia Bouic

  

sol 956/NASA/JPL/ Damia Boulic


Por fin tenemos imágenes de una puesta de Sol desde la potente cámara Mastcam a bordo del Curiosity.

El pasado 15 de abril a las 15:51 UTC, los ojos del rover se dirigieron hacia una de las colinas que limitan el cráter, de donde ya no ha de salir, para poder admirar una puesta de nuestra estrella desde un punto de vista diferente a la que los humanos estamos acostumbrados. 

El rover Opportunity sobrepasa la distancia de una maratón desde que llegó a Marte



Después de 11 años y 2 meses Oppy acaba de sobrepasar los 42,195 kilómetros que conforman el recorrido de una maratón. 

Ningún otro artefacto mandado por el hombre a la superficie de otro planeta había logrado este hito con anterioridad. Son 11 años repletos de descubrimientos y situaciones adversas que el rover ha sabido solventar con éxito. Pase lo que pase esta misión se considera un éxito sin precedentes de la ingeniería humana. 



Además Opportunity llega a esta marca habiendo superado uno de los problemas más graves a los que ha tenido que hacer frente. Un problema en la memoria a corto plazo del robot tenía limitada la actividad científica sobre la superficie marciana, el acumular más datos de los que se podían enviar a la Tierra tras una jornada de trabajo implicaba la posibilidad de que se perdieran. Todo esto se ha solucionado con la instalación de un nuevo software que ha permitido recuperar 6 de los 7 módulos de memoria flash del robot. 

El rover se dirige hacia Marathon Valley, un lugar de alto contenido en arcillas supuestamente formadas en presencia de agua líquida. Oppy se encuentra en plena forma, las duras condiciones adversas del planeta rojo no han minado ni un ápice su capacidad de investigar. Esperemos que lo que no han logrado enormes tormentas de arena, oscuros inviernos donde la producción de energía solar por parte de los paneles solares bajaba a mínimos o trampas en forma de dunas no lo consiga el congreso de los Estados Unidos que sigue sin aportar un sólo céntimo para la misión a partir de 2016… No pueden parar unas de las misiones más productivas de la historia de la exploración espacial, no sería un final justo para Oppy. 

Fuente: Jpl nasa