Un océano en los confines del Sistema Solar. Plutón está vivo…

pluto-01_stern_03_pluto_color_txt

El corazón de Plutón. Sputnik Planitia en todo su esplendor (click para ampliar)(NASA/New Horizons)

Este planeta enano es demasiado bonito para ser verdad. Desde que vimos las primeras imágenes, mientras se acercaba la sonda New Horizons a sus dominios, nos hemos enamorado profundamente de él.

Estaba claro que la enorme planicie en forma de corazón nos estaba diciendo algo a gritos, una hermosa llanura limpia de cráteres formada por nitrógeno y metano helado, montañas de agua helada de 3 kilómetros de altura deslizándose a modo de iceberg en las zonas más periféricas, el acusado contraste con el resto de la superficie del pequeño mundo,… tres días después del sobrevuelo por aquí lo escribimos… “este mundo está vivo”.

Y vaya si lo está…

pluto-cutaway-410

Esquema del posible océano existente en el subsuelo de Plutón

Ya se sospechaba que tenía que existir, pero ahora empiezan a llegar las pruebas con datos que lo respalden. Plutón debe tener un océano líquido en su subsuelo, es la mejor explicación para todos los datos que se obtuvieron durante el sobrevuelo, y sobretodo es la mejor explicación que existe para justificar la existencia de Sputnik Planitia, la hermosa explanada que forma uno de los lados del enorme corazón de Plutón.

La planicie del Sputnik está sospechosamente alineada con el eje de rotación de Plutón, sin ninguna causa externa las probabilidades de que esto sucediera serían de casi un 5%, algo más debe explicarlo. La alineación sugiere que una masa extra situada en la planicie está interaccionando con las fuerzas gravitatorias existentes entre Plutón y Caronte para reorientar el planeta enano, colocando a Sputnik Planitia en la cara opuesta a la que se enfrenta a Caronte.

Dos nuevos estudios, uno del profesor Francis Nimmo y otro de James Keane, dan las claves para explicar que pudo pasar en una de las zonas más hermosas y enigmáticas de todo el sistema solar.

cxac7g5xgaaqi2p

Esquema de lo que debe estar sucediendo en estos momentos debajo de la enorme capa de nitrógeno helado de la Sputnik Planitia

Sputnik Planitia debió ser creada por el impacto de un enorme meteorito que desalojó una enorme cantidad de material de la helada superficie de Plutón. La enorme cuenca formada se fue rellenando de hielo de nitrógeno, metano y dióxido de carbono, esta enorme cantidad de material (capaz de reorientar el eje entero de todo un planeta) solo pudo tener un origen… una enorme masa de agua localizada debajo de Sputnik Planitia, un enorme océano líquido situado a 5.000 millones de kilómetros de nuestro planeta,…

Las estimaciones de los estudios indican que puede ser un océano de agua líquida y algún tipo de sustancia anticongelante como el amoniaco, situado bajo una capa de casi 40 kilómetros de nitrógeno helado. La existencia de una enorme masa de agua líquida en el subsuelo de Plutón explicaría, además, las fracturas observadas en la superficie y los deslizamientos del material helado observados en algunos puntos de Sputnik Planitia.

Todo esto necesita de un orbitador para ser confirmado, ya estamos tardando en enviar otra sonda a uno de los emplazamientos más fascinantes de nuestro sistema solar.

Fuente: Astrobiology

 

 

 

 

Nuevas imágenes en color del sitio donde impactó la sonda Schiaparelli

Sitio de impacto del módulo Schiaparelli (MRO/NASA)


Acaban de llegar nuevas imágenes del sitio donde se estrelló el módulo europeo Schiaparelli

Las imágenes están en alta resolución y a color, han sido tomadas por la sonda Mars Reconnaissance Orbiter (MRO) y confirman lo que ya suponíamos desde hace unas semanas. 

Esta vez las fotos han sido tomadas mirando hacia al oeste y en ellas se observan, con mayor nitidez, unos pequeños puntos brillantes blancos alrededor de la mancha oscura que causó el impacto de la sonda. En las primeras imágenes no se podía saber si era simplemente ruido a la hora de tomar la instantánea, ahora se ve con claridad que son objetos reales, son fragmentos de Schiaparelli

Dentro de la mancha oscura podemos identificar un parche un poco más brillante, sobre la parte situada más al oeste, esa imagen podría ser compatible con la huella que dejó en la superficie marciana la explosión de los tanques de combustible de la sonda. Estos tanques estaban casi llenos cuando se produjo el impacto, recordemos que los retrocohetes solo se encendieron durante tres segundos antes de que un error en el software interpretara que Schiaparelli estaba a punto de tocar suelo. 

Paracaídas del módulo europeo movido por los fuertes vientos marcianos (NASA/MRO)


Casi a 0.9 kilómetros al sur encontramos el paracaídas y el escudo trasero. Si la comparamos con la imagen obtenida el pasado 25 de Octubre vemos que la disposición ha cambiado, los intensos vientos marcianos pueden estar moviendo el paracaídas de Schiaparelli por mucho tiempo. 

Más imágenes irán llegando las próximas semanas, todas darán más luz sobre que falló en el descenso de Schiaparelli, en 2020 toca atravesar de nuevo la fina y traicionera atmósfera marciana, esta vez con una carga mucho más preciada. 

Fuente: http://m.esa.int/Our_Activities/Space_Science/ExoMars/Schiaparelli_crash_site_in_colour

He visto amanecer en Plutón…

Es un render con imágenes reales enviadas por la sonda New Horizons desde la frontera exterior de nuestro sistema solar… Plutón uno de los mundos más bellos y más impresionantes jamás visitados por nuestras sondas. 

Un distante y frío sol se eleva sobre las enormes llanuras de nitrógeno helado de Sputnik Planum, mientras aparecen enormes montañas de hielo de agua con alturas que pueden llegar a los 3 kilómetros. 

Un pequeño halo azulado alrededor del pequeño mundo nos hace intuir la tenue atmósfera que lo rodea, unos cielos azulados donde de vez en cuando se puede divisar alguna nube…

Un mundo realmente hermoso al que tenemos que volver…

Fuente: cuenta en twitter de New Horizons 2.0

Las imágenes en alta resolución de la zona de aterrizaje del módulo Schiaparelli 

Imágenes del lugar del descenso fallido de la sonda Schiaparelli (click para ampliar) (NASA/MRO)

Ya están disponibles la imágenes en alta resolución de la zona donde se estrelló el módulo Schiaparelli el pasado 19 de Octubre. 

Han sido tomadas por el orbitador Mars Reconnaissance Orbiter (MRO) hace solo 2 días y muestran claramente el sitio de impacto del malogrado módulo europeo. 

En la parte central se observa una gran mancha oscura de unos 2,4 metros de diámetro, un pequeño crater de unos 50 centímetros de profundidad creado por Schiaparelli al estrellarse contra la superficie marciana a unos 300 kilómetros por hora. 

Las manchas asimétricas adyacentes al sitio del impacto pueden ser debidas a la explosión de los tanques de la sonda, repletos de hidrazina al no ser utilizada por los retrocohetes en el descenso (solo tres segundos de encendido según la telemetría). 

Al sur, a unos 1.4 kilómetros vemos un punto blanco brillante que corresponde con el paracaídas de 12 metros de diámetro desplegado durante la segunda fase del descenso y el escudo térmico trasero que continua pegado al paracaídas. Ambos fueron eyectados antes de tiempo por un error de software lo que unido al poco tiempo de ignición de los cohetes provocó el fallido aterrizaje de Schiaparelli

Al norte se dislumbra el escudo delantero, que fue eyectado a los dos minutos de inciarse la maniobra de descenso. 

Panorámica del lugar donde se estrelló Schiaparelli (Nasa/MRO)


Se prevee que lleguen más imágenes en las próximas semanas de la MRO, aunque ya hay bastantes pistas para esclarecer lo que pudo pasar el 19 de Octubre. Todo esto debe servir para que nada falle en 2020, la carga que descenderá será mucho más valiosa que la que se perdió con Schiaparelli.

Fuente: Esa news

La sonda Mars Reconnaissance Orbiter fotografía el sitio de impacto de la sonda Schiaparelli

pia21130-main-ctx-blink

La sonda de la Nasa Mars Reconnaissance Orbiter (MRO) puede haber localizado el sitio de impacto de la malograda nave europea.

Las imágenes muestran un punto brillante que puede ser el paracaidas de la Schiaparelli y luego un punto negro, el lugar de impacto de la sonda después de que los retrocohetes no cumplieran con su cometido de posar suavemente la nave en el suelo marciano.

Estas mismas imágenes estarán en alta resolución para la semana que viene, lo que puede confirmar lo que ya se cree casi con total seguridad.

La sonda pudo caer desde una distancia de 4 kilómetros e impactar a una velocidad de 300 kilómetros por hora, por lo que puede ser que Schiaparelli explotara por el impacto con los tanques llenos de combustible (el no gastado por los retrocohetes)

Habrá que esperar pero estas imágenes confirman el fatal destino que ha sufrido la sonda.

Fuente: Seeker

Opportunity se dirige hacia un barranco excavado por el agua

Posición actual de Opportunity vista desde la órbita, al sur el barranco que quiere investigar en su misión extendida

Acaban de aprobar la misión extendida de un robot que lleva 12 años en la superficie marciana. Opportunity tendrá dos años más para salir del Marathon Valley y dirigirse hacia un destino apasionante, ningún ingenio construido por el hombre se ha acercado jamás al objetivo que le han asignado, un barranco horadado por una sustancia líquida, un “gully” marciano creado hace millones de años por una corriente de agua…

Nadie se explica como Oppy sigue en funcionamiento todavía, ha resistido duros inviernos marcianos resguardándose en pedientes donde pudiera aprovechar al máximo los escasos rayos de sol que alimentan sus instrumentos, ha escapado de peligrosas trampas de arena (su gemelo Spirit yace en una de ellas desde hace muchos años), ha aprovechado los fuertes vientos del planeta rojo para limpiar sus paneles solares del corrosivo y pegajoso polvo rojo que domina Marte, ha sobrevivido al intento del congreso estadounidense de dejar de financiar la misión,… por ahora nada ha podido detener al pequeño explorador…

Tiene sus achaques, su memoria ya no le permite recordar los impresionantes paisajes que ha visitado el día anterior. La memoria flash se resetea cada noche, esto quiere decir que debe mandar a Tierra todos los datos acumulados a lo largo del día, de lo contrario se perderían. 

Vista desde la parte sur del cráter Endeavour (NASA/JPL)

La nueva misión que le han asignado es una de las más importantes desde aquel lejano 7 de julio de 2003 en el que llegó a la parte este del ya legendario cráter Endeavour. 

Por primera vez en la historia de la exploración marciana Oppy se va a dirigir hacia un barranco excavado, con muchas probabilidades, por el agua. Estos barrancos o “gullies” marcianos han sido avistados en diferentes puntos del planeta rojo desde las sondas situadas en órbita, incluso algunos de ellos están activos en la actualidad. 

El barranco está situado a poco menos de un kilómetro de la posición actual del rover, se desliza de oeste a este a lo largo del borde de Endeavour y tiene una longitud de unos dos campos de fútbol. 

El equipo científico quiere saber cómo se han formado estos barrancos, quiere conocer si su formación se debe a escombros y arena, o por el contrario, han sido horadados por enormes corrientes de agua, agua que fluía por la superficie hace millones de años o que, mezclada con sales y otras sustancias, brota del subsuelo en otras localizaciones en la actualidad. 


Opportunity quiere pasearse por el lecho fluvial de un barranco, su ambición no tiene límites, es la sonda que más distancia ha recorrido fuera de la Tierra, es un superviviente…

Fuente: Nasa news

Actualización: esto es lo que mandaba Oppy hace escasamente 10 horas. 

Tenemos trabajo. Hay un planeta de tipo terrestre alrededor de la zona habitable de Proxima Centauri.

Hoy es un día señalado en la corta historia de nuestra exploración del universo que nos rodea. 

El equipo de Pale Red Dot, usando los espectrógrafos de los telescopios de La Silla y el VLT (ambos del Observatorio Europeo Austral), ha descubierto un planeta con 1,27 masas terrestres orbitando Proxima Centauri cada 11,186 días a una distancia de 7,5 millones de kilómetros… 

Todos estos números sólo quieren decir una cosa… Tenemos un objetivo, tenemos trabajo…

Cuando hace más de 20 años empezamos a descubrir exoplanetas fuera de nuestro sistema solar nadie creía que allá donde miráramos habría estrellas con toda clase de mundos, hace unos pocos años nadie pensaba que habría millones de mundos potencialmente habitables en nuestra galaxia… y ahora esto… Proxima Centauri b, un mundo de características terrestres situado en la zona de habitabilidad de la estrella más cercana a nuestro sol. A 4.2 años luz de nosotros puede haber un planeta cuya distancia a su estrella permite que pueda haber agua líquida en superficie… el escenario de la mejor novela de ciencia-ficción convertido en realidad. 

Recreación artística de la superficie de Proxima Centauri b (ESO)

A partir de hoy mismo los telescopios de medio mundo tienen un objetivo común, conseguir más datos de Proxima Centauri b. Necesitamos más datos que confirmen los obtenidos por el equipo de Pale Red Dot, la técnica con la que se ha descubierto a Proxima b es la de la velocidad radial, es decir, a través de los efectos gravitatorios que produce la masa del planeta en su estrella. Este método solo permite averiguar la masa y el periodo orbital, necesitamos muchos más datos, y por primera vez en la historia de nuestra civilización podemos obtenerlos. Nuestros telescopios pueden intentar cazar un tránsito de Proxima b (algo que requeriría bastante suerte), pueden intentar obtener una imagen directa del planeta (ya se ha conseguido en otros sistemas estelares mucho más distantes), y sobretodo, en un par de años, pueden empezar a estudiar su hipotética atmósfera (el futuro telescopio James Webb tendrá capacidad suficiente para hacerlo). 

A la izquierda alfa centauri, a la derecha beta. Dentro de un círculo la pequeña Proxima Centauri (Wikimedia)

Acabamos de empezar un nuevo capítulo en nuestra historia de la exploración cósmica. Las enanas rojas, como Proxima Centauri, son el tipo más común de estrellas en nuestra galaxia. Por un laso son mucho menos masivas y luminosas que nuestro sol, lo que provoca que su zona habitable se encuentre excesivamente cercana, son estrellas mucho más longevas (lo que le da a la vida muchísimo más tiempo para abrirse paso), emiten menos radiación ultravioleta que pueda esterilizar mundos que las orbiten, pero tienen un gran inconveniente… son estrellas muy activas, con abundantes llamaradas solares y expulsión de material hacia el exterior, algo nada bueno para un mundo que está a apenas 7 millones de kilómetros, nada que un buen núcleo metálico que genere un fuerte campo magnético y una densa atmósfera no puedan arreglar. 

Empezamos hoy una empresa que puede durar generaciones, el primer paso está dado, el objetivo existe. Las próximas centurias dirán si la humanidad puede convertirse en una especie interestelar y usar un pequeño planeta alrededor de una modesta estrella como punto de partida a otros objetivos. 

Un día alguno de nuestros descendientes mirará al cielo y verá algo parecido a esto…

Nuestra estrella vista desde Proxima Centauri, justo al lado de Casiopea (ESO)


Actualización: el PHL (Planetary Habitability Laboratory) acaba de sacar un nuevo listado de mundos potencialmente habitables que incluye a Proxima b, y debido a sus características le han asignado un 0.87 de índice de habitabilidad (siendo la tierra de 1) lo que le coloca como el exoplaneta con mayor índice de habitabilidad de los conocidos. 


Otros datos sobre Proxima Centauri b


Fuente: 

– ESO

– PHL nota de prensa

– Paper de la investigación. Nature

Puede haber un planeta del tamaño de la Tierra en la zona de habitabilidad de Próxima Centauri 

Imagen de Próxima Centauri tomada por el Hubble (NASA/HUBBLE/JPL)


Ayer el diario Der Spiegel lanzaba una escueta nota donde se aseguraba que a finales de este mismo mes se daría a conocer el descubrimiento de un planeta del tamaño de la Tierra orbitando en la zona de habitabilidad de la estrella más cercana al Sol, Próxima Centauri. 

El descubrimiento del santo grial de los exoplanetas habría sido realizado por el observatorio de La Silla del European Southern Observatory (ESO) tras un trabajo exhaustivo de búsqueda, según el diario. 

Ahora mismo nadie confirma nada y no ha salido ningún paper relacionado con lo que sería la noticia astronómica del año… un planeta del tamaño de la Tierra orbitando en la zona de habitabilidad de Próxima Centauri, una distancia a su sol que permitiría la existencia de agua en superficie, y todo esto a 4.2 años-luz de nuestro planeta, en la estrella más cercana a nuestro sistema solar. 

Esquema de las distancias desde nuestro sol hasta Próxima Centauri

Si miramos el gráfico de arriba podemos observar que, aunque se confirmara la existencia del exoplaneta, tenemos un problema. 

El Voyager 1 lleva desde 1977 viajando hacia las afueras del sistema solar, es la nave espacial más alejada de la Tierra en estos momentos y aún todo eso sólo se encuentra a 135 UA (Unidades Astronómicas) en el límite de nuestro sistema, quedándole unos 300 años para llegar a la nube de Oort. Si miramos el esquema y la distancia a Próxima vemos que la distancia, a día de hoy, es insalvable. 

Los vecinos estelares de nuestro sol


Aún así la existencia de un planeta potencialmente habitable en nuestro vecindario cósmico sería una noticia de gran repercusión. 

Sería un candidato ideal para ser estudiado por el futuro telescopio espacial James Webb, el cuál podría escudriñar su posible atmósfera en búsqueda de biomarcadores, el observatorio Alma podría intentar obtener una imagen directa, Plato (el sustituto del telescopio espacial Kepler) observar su órbita hasta la saciedad…

La pregunta que nos viene a muchos a la cabeza es la siguiente, si alguno de estos instrumentos obtuviera algún dato que indicara la probable existencia de vida en la actualidad ¿qué haría la humanidad?, ¿se lanzaría hacia el mayor viaje de descubrimiento de toda su historia? ¿Iniciaría la investigación de nuevas formas de propulsión que acortaran la duración del viaje? ¿Avanzaría en el conocimiento de nuevas técnicas de soporte vital en viajes de larga duración? ¿Aunaría esfuerzos para una empresa de colosales dimensiones?… O ¿seguiría invirtiendo todos sus recursos en conseguir una efectiva y temprana autoaniquilación antes de conseguir convertirse en una especie interestelar?

Ahora mismo no me obliguéis a decir lo que pienso… 

Esperaremos al anuncio (si es que se produce) por parte del ESO, recordemos que ya se especuló con la existencia de un exoplaneta alrededor de Próxima Centauri hace unos años, pero la falta de confirmaciones posteriores hizo que el exoplaneta simplemente desapareciera de nuestros catálogos. 

Esperemos que esta vez no pase lo mismo… 

Fuente: Der Spiegel

Imagen del Hubble confirma nueva mancha oscura en Neptuno

La falta de misiones a Neptuno obliga a usar al telescopio Hubble como uno de los pocos instrumentos fiables para obtener nuevos datos del planeta. 

Con las últimas imágenes de Mayo de este año se ha podido confirmar la nueva presencia de una mancha de tonalidad más oscura que el resto de la atmósfera, que puede responder a un acúmulo de nubes de unos 4.800 kilómetros de diámetro. Un nuevo vórtice en la región polar de Neptuno que sólo la definición del Hubble puede ser capaz de detectar.

El último sobrevuelo de una sonda fue el de la Voyager 2 en 1989, entonces ya se observaron varias de las mismas formaciones que el Hubble ha vuelto a detectar en primavera de este año. 

Estos vórtices son sistemas de altas presiones donde las corrientes de aire se ven alteradas en las partes superiores de la atmósfera. 

La compleja atmósfera de Neptuno necesita una misión para ser entendida en profundidad, un orbitador que aún tardará en llegar muchos años, quizás décadas. 

Fuente: Hubble Site

Nueva imagen de un Plutón creciente a alta resolución 

 

Plutón creciente desde la New Horizons (Nasa/Jpl)

 
Una nueva imagen enviada por la sonda New Horizons ha sido revelada hoy por la Nasa

La instantánea está tomada solo unos minutos después del máximo acercamiento de la sonda al planeta enano el día 14 de julio de 2015. Un débil y lejano sol, eclipsado por Plutón desde el punto de vista de la sonda, ilumina las múltiples capas de la atmósfera del pequeño mundo helado. 

La cámara MVIC logró captar la totalidad del disco del planeta a 21.550 kilómetros de distancia, sólo 19 minutos después del máximo acercamiento. 

  
En la parte superior de la imagen se pueden ver las llanuras heladas de la Sputnik Planum junto con las elevadas montañas formadas por hielo de agua conocidas como Norgay Montes

En el centro de la misma parte superior ampliada podemos observar una estructura brillante y alargada que podría corresponder con una nube de metano localizada a muy baja altura, la única identificada en todas las imágenes que ha mandado la sonda hasta la fecha. 

Los datos siguen llegando a la tierra a una velocidad equivalente a un antiguo modem de 56 kbps. Aún queda mucho por descubrir…

Fuente: Nasa news

Actualización: Han coloreado la imagen de portada con las tonalidades azuladas correspondientes a la verdadera atmósfera de Plutón. Debe de ser increíble encontrarse con un mundo tan increíblemente bello orbitando un sol excesivamente lejano, sumido en la más total oscuridad, es realmente fascinante…