Célula infectada con VIH al microscopio electrónico

20121108-075220.jpg

Las partículas de VIH, coloreadas en rojo, se adhieren a la membrana del linfocito CD4, células del sistema inmune. Poco después entrarán en su interior para realizar copias de sí misma y destruir la célula, debilitando el sistema inmune y produciendo la enfermedad que conocemos como SIDA.

Fuente: science photo lybrary

Anuncios