43 años sin pisar un nuevo mundo

20120720-170252.jpg

Un 20 de julio como hoy pero del año 1969 el módulo lunar Eagle se posaba sobre la superficie lunar en el Mar de la Tranquilidad.

En él dos representantes de la humanidad, Neil Armstrong y Buzz Aldrin aguardaban la señal desde Houston para salir al exterior.

Por primera vez en la historia de la humanidad el exterior era el satélite de nuestro planeta natal, la luna. El hombre llevaba milenios observándola cada noche, ahora la tenían sólo a unos pasos de distancia.

Seis horas y media después de alunizar el comandante Armstrong recibía el visto bueno desde control. Y entonces vimos esto…

La humanidad entera se agolpaba delante de los pocos televisores de la época y de las muchas radios. Un sentimiento global de orgullo como especie que no ha vuelto a repetirse desde entonces.

Los motivos por los que fuimos los sabemos todos, dos bloques enfrentados en una guerra no declarada. La supremacía tecnológica estaba en juego y aunque la antigua Unión Soviética había tomado ventaja al principio de la carrera espacial, fue Estados Unidos quien plantó su bandera en la superficie lunar.

Eso fueron las motivaciones pero lo que se consiguió y los adelantos que se tuvieron que desarrollar para conseguirlo fueron de gran provecho para nuestra raza.

Algunos ejemplos de los legados del programa Apolo que hoy disfrutamos como parte normal de nuestra vida son:

– la tecnología wireless: las famosas palabras dichas por Armstrong al pisar la superficie lunar fueron a través de un auricular inalámbrico, el desarrollo posterior de esta tecnología la usamos todos los días.

– herramientas autónomas: fue un encargo de la NASA a la empresa Black & Decker. Multitud de taladros y destornilladores inundan nuestras casas actualmente.

– Ropa resistente al fuego: necesidad creada a raíz del fatal accidente del Apolo 1. Hoy en día bomberos, soldados, pilotos de formula 1.. lo consideran imprescindible en su trabajo.

– Reciclaje de fluidos: imprescindible para los enfermos en diálisis por insuficiencia renal, entre otros muchos usos.

– Numerosos inventos que no asociamos a la carrera espacial como el teflón, el velcro, las máquinas de ejercicio cardiovascular, comida deshidratada, materiales reflectantes, trajes de refrigeración…

A fecha de hoy y 43 años después el ser humano no tiene medios para repetir tamaño viaje. Apenas sobreviven un par de naves tripuladas (la Soyuz rusa y la Shenzhou china ) capaces de colocar humanos en la órbita baja terrestre y en la estación espacial internacional.

Es desesperante ver como los transbordadores espaciales son piezas de museo, ningún recambio a la vista y los que hay aún están en fases muy tempranas de desarrollo o pendientes de quedarse sin presupuesto. Además a mí personalmente se me cae el alma al suelo cada vez que veo como la sustituta de un majestuoso Discovery va a ser la cápsula Orion, por ejemplo (y eso con suerte). Quizás leí demasiada ficción como para asumir que en el siglo XXI la nave espacial de la humanidad iba a ser una cápsula como las de los años 70 y que aterrizaría con paracaídas.

Los recortes de la administración Obama han retrasado varias generaciones el avance de la exploración espacial. Mi generación no vió a ningún hombre sobre la Luna, y al paso que vamos no lo verá sobre Marte. Tristes tiempos los que corren para el espíritu de aventura y conquista del hombre.

Habrá que esperar.

20120720-173056.jpg

Actualización: Capítulo 8 de “The Sagan series” subtitulado al español. “El regalo del Apolo” Este hombre explica las cosas mejor que yo 😉

Anuncios

3 comentarios el “43 años sin pisar un nuevo mundo

    • Si es que veo la prueba de paracaidas de la Orión con esa capsula balanceandose mas que los ojos de Espinete y me entran ganas de llorar 🙂
      ¿Cuántos años hemos retrocedido? ¿20?
      Gracias por comentar Dani 😉

      Me gusta

  1. Acabo de descubrir tu blog, y me gusta lo visto. Yo era muy pequeño cuando llegamos a la Luna, pero pense igual que tu, que a mis 47 años ya tendriamos bases permamentes en ¡¡Marte!! Y fijate como estan las cosas.
    Como muy bien decia Daniel Marín en Eureka, los Transbordadores han supuesto el sumum en la tecnologia espacial. En estos momentos nos esta pasando al igual que con la caida del Imperio Romano, empieza la Edad Media de la Astronautica.
    Espero equivocarme y que los chinitos espabilen y les den una patada en el trasero a los americanos para que estos reaccionen de una puñetera vez y avanzemos en el espacio.

    Saludos

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s