El espectrógrafo HARPS confirma cambios diarios en las manchas brillantes de Ceres

Crater Occator (Nasa/sonda Dawn)

El espectrógrafo HARPS, situado en el observatorio de La Silla en Chile, ha confirmado la presencia de cambios diarios en las manchas brillantes del cráter Occator de Ceres. 

La precisión del HARPS ha logrado, no solo detectar como rotan cada 9 horas los puntos brillantes, sino como cambia su composición de una rotación a otra. La única explicación a estas variaciones en el espectro es que el material que las forma es volátil y se evapora con la luz del sol. 

El equipo liderado por Paolo Molaro observó Ceres dos noches consecutivas, el efecto Doppler producido por la rotación del planeta enano produce mínimos cambios en el espectro que recibe HARPS. Los cambios observados de una noche a otra no podían ser explicados solo por la el movimiento de Ceres. La composición de las manchas había cambiado, lo que fuera que las forma es volátil y se había evaporado en parte al estar expuesto a la radiación solar.

De ser ciertas estas mediciones se confirmaría que la composición de Ceres es muy diferente a Vesta, el asteroide que visitó con anterioridad la sonda Dawn. Además de estar internamente activo todavía queda por descubrir cuál es la fuente continua que nutre el material de las manchas, ya que es de lógica que si sabemos que el material se evapora de algún lado tiene que reponerse. 

Sabemos que Ceres es rico en agua pero lo que no hemos podido es relacionar ese agua con las misteriosas estructuras del cráter Occator. 

Esperamos más datos de Dawn, pero ahora sabemos que cuándo acabe la misión tenemos instrumentos en la Tierra que podrán seguir observando el pequeño planeta enano. 

Fuente: Eso news

Anuncios

Más zonas brillantes en Ceres y otras sorpresas. 

cráter con material del subsuelo expuesto a la superficie

A medida que la sonda Dawn va descendiendo en altitud vamos descubriendo más detalles del planeta enano Ceres

Nuevas imágenes muestran, con más detalle, lo que podría ser material del subsuelo expuesto a la superficie debido a un reciente impacto. 

Este tipo de cráteres son frecuentes en nuestra luna, ejemplos de ello son los cráteres Kepler y Copérnico. El material del subsuelo, menos expuesto a las duras condiciones de la superficie y a los rayos cósmicos, es mucho más brillante y resalta de la superficie oscura. 

Probable estructura interna de Ceres basada en su densidad

Este tipo de cráter puede confirmar las sospechas de la estructura interna de Ceres, con una corteza de roca exterior, un manto de hielo justo en el el subsuelo y núcleo de roca. 

  

Pero las manchas brillantes no son la única incógnita que nos plantea el planeta enano. Además de fracturas en el terreno ahora aparece un pequeño montículo que puede observarse en la imagen superior… La historia geológica de Ceres parece ser muy interesante y a medida que la sonda Dawn realice órbitas más cercanas las imágenes y los instrumentos que lleva a bordo serán claves para entenderla. 

Fuente: Nasa news