La muerte de una estrella

A veces ciertas imágenes nos provocan un aluvión de asociaciones en nuestras limitadas cortezas cerebrales. Provocan ideas y reflexiones que quizás de no verlas sólo se mantienen en nuestro subconsciente. Quizás esperando ese encuentro entre los fotones que emite y la reacción de nuestros fotorreceptores alojados en la retina. Se inicia un proceso que, por ahora, parece único en todo el universo. Por ahora.

r-sculptoris captada desde el telescopio ALMA

Esta es la captura de la muerte de una estrella. Ante nuestros ojos un los restos de un cadáver, una estrella despojándose de su envoltorio una vez que ha finalizado su ciclo vital. En concreto, vemos la fase final de una gigante roja, perdiendo gran parte de su masa a través de un denso viento estelar.

Lo que ALMA parece haber captado es un episodio muy concreto de los estertores finales del astro, un pulso térmico, una fase que apenas dura unas pocos cientos de años donde se suceden explosiones de helio desde el centro estelar. Esto provoca un aumento exponencial de la expulsión de material desde la superficie de la estrella. La instantánea muestra esa perdida de masa, sugiriendo una forma espiral, quizás favorecida por la presencia de otra estrella formando una asociación binaria.

Y este flujo de partículas es muerte y además vida. Expulsando materiales hacia el espacio la agonía de r-sculptoris favorecerá la formación de nuevas estrellas y nuevos planetas. Elementos pesados como los que forman nuestras cadenas de ADN, nuestras ciclos de obtención de energía, nuestras paredes celulares,…

En realidad, simplificando, es lo mismo que observamos en nuestro día a día. Viejas generaciones que dan paso a nuevas, traspasando material genético y conocimientos, perpetuando la vida tal como la conocemos. No existe la generación espontánea, y el cosmos lo sabe.

Las mismas leyes de la física y de la química rigen en los alrededores de r-sculptoris que en nuestro barrio. Al mismo molde de la evolución deben acoplarse a miles de millones de años luz de nosotros que a unos simples metros.

Y la evolución forma galaxias, que están formadas por estrellas, a las que rodean sistemas planetarios donde las condiciones así lo permiten, y en esos sistemas planetarios se combinan elementos químicos, que en situaciones favorables forman vida, y la vida observa y quiere conocer de donde proviene.

-Reproducción 3D de la nube de gas alrededor de r-sculptoris

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s